Una decorativa manualidad con una frasca

Nuestra manualidad de hoy tiene como base el craquelado del vidrio. Una decorativa manualidad con una frasca Con un craquelado en el vidrio como base, elaboraremos nuestra bonita manualidad de hoy, en la cual explicaremos esta apasionante técnica del craquelado, de la que estamos seguros que secarás muy buenos trabajos.

La técnica del craquelado no es muy difícil, lo que si requiere es una cierta dedicación y tiempo, para que quede a nuestro gusto, ya que hay diferentes tipos.

Como materia prima tenemos una frasca de vino, que estamos convencidos no te será muy difícil obtenerla.

Manos a la obra:

– Frasca de vino
– Algodón
– Pincel de cerdas suaves
– Cola vinílica
– Rodillo pequeño
– Pintura látex
– Alcohol
– Calcomanía
– Secador de pelo

Manos a la obra:

1) Lavaremos a conciencia la frasca, dejándola secar antes de comenzar a trabajar.
2) Impregnaremos el algodón de alcohol, frotando la superficie de la frasca en su totalidad. Procura que no queden pelusas en la superficie del vidrio.
3) Cogeremos el pincel y daremos tres capas de cola vinílica, dejando secar perfectamente cada una de ellas.
4) Antes de que se seque la última capa, daremos una mano de pintura látex con el rodillo.
5) Comprobaremos que el secado está casi terminado, y entonces es el momento de coger el secador y comenzar a secar toda la superficie de la frasca. Enseguida veremos que la pintura empieza a cuartearse.
6) Iremos girando la frasca para terminar el trabajo.
7) Una vez seca la pieza, puedes colocarle la “calco”.

Y ya tenemos nuestra manualidad. Como podéis ver el resultado es muy decorativo, por lo que podemos poner la frasca en algún lugar donde pensemos que falta un pequeño detalle.

A %d blogueros les gusta esto: