Guiso de carne de jabalí

Una receta de carne que se saldrá de lo acostumbrado, ya que se trata de carne de jabalí. Es importante que tengas en cuenta que, en esta carne, el truco para que quede tierna está en la temperatura del fuego, que ha de ser más baja que la empleada para cocer otros tipos de carne. Mantén pues el fuego suave durante toda la cocción. Guiso de carne de jabalí Ingredientes para 4 personas: 1’5 kg. de carne de jabalí de la paleta o pierna (entera y sin hueso), 1 cebolla grande, perejil, aceite de oliva y sal. Para la maceración de la carne: ½ litro de vino blanco, 3 dientes de ajo, 2 ramas de tomillo, 1 cucharadita de orégano, una pizca de pimienta negra, 100 c,c, de aceite de oliva y sal.

Pide en la carnicería que, una vez deshuesada la pierna la aten, dándole la forma que tenía antes, o hazlo tú si sabes.

En un recipiente, introduce todos los ingredientes que sirven para hacer la marinada. Introduce la carne dentro y déjalo en el frigorífico durante 2 o 3 días.

Cuando vayas a cocinarla, siempre habiendo dejado pasar como mínimo este tiempo, saca la carne del recipiente y deja que se escurra.

Pon al fuego una cazuela de barro con aceite de oliva y mete en ella el trozo de carne, dejando que se vaya dorando, dándole la vuelta para que coja color por todos lados. Una vez ha cogido ya color, añade la cebolla cortada a trozos, junto con todo lo que hay en el recipiente de la marinada. Añade también el perejil picado y sala.

Cuando empiece a hervir, tapa la cazuela y pon el fuego lento, y deja cocer por espacio de una hora. Durante este tiempo vigila que el líquido no se evapore del todo, añadiendo agua si lo vieras necesario.

Una vez ha hervido durante una hora, déjalo que siga cociendo pero vigilando ya a partir de ahora el punto de cocción. Cuando veas que la carne está muy tierna, puedes ya parar el fuego, probando la sal antes de hacerlo para rectificar en caso necesario.

Sirve la carne muy caliente, cortada a lonchas y con la salsa por encima. O en una salsera aparte para que cada uno se sirva, lo que prefieras, ya que hay personas a quienes les gusta más sin la salsa.

A %d blogueros les gusta esto: