Ingerir nueces protege el corazón

Las personas que habitualmente consumen frutos secos con cáscara dura, como las nueces, castañas o almendras, suelen mostrar unas menor prevalencia de sufrir enfermedades de tipo cardiovascular así como un nivel alto de colesterol, diabetes del tipo dos u obesidad. Ingerir nueces protege el corazón

Consumir frutos secos. Una recomendación muy saludable

Según estudios realizados en la Universidad de Louisiana se ha podido demostrar que las personas que han consumido 7 gramos de este tipo de alimentos o más durante un período de veinticuatro horas, han conseguido mostrar unos niveles más elevados de lipoproteína o colesterol bueno, como también es conocido así como unos niveles menores de la proteína C reactiva, sustancia que indica una inflamación que puede llevar a diferentes enfermedades crónicas como por ejemplo la del corazón.

Estudios realizados con anterioridad ya habían conseguido demostrar que los frutos secos, especialmente los que cuentan con cáscara dura, son muy nutritivos y saludables, sobre todo para el corazón. Las nueces en concreto son un alimento natural que resulta “casi perfecto” por su gran contenido en proteínas y en antioxidantes. Además contienen unos altos niveles de polifenoles que son unos compuestos antioxidantes químicos que nos ayudan a contrarrestar prácticamente los efectos de esas moléculas encargadas de oxidar y dañar a las células. Por esta razón los especialistas subrayan que un consumo regular de estos frutos secos pueden ayudarnos a reducir el riesgo de sufrir enfermedades de tipo cardiovascular, diabetes del tipo 2  y algunos tipos de cáncer.

También se ha demostrado que el consumo de este tipo de productos es relativamente bajo y como las enfermedades de tipo cardiovascular se han convertido en los últimos años en una de las principales causas de muerte en el mundo, se recomienda el consumo de estos alimentos de una manera controlada, ya que podrían resultar una herramienta con un gran valor para combatir tanto este tipo de enfermedad como la obesidad.

Contraindicaciones de los frutos secos

Si varias veces a la semana ingerimos un puñado de frutos secos será muy bueno para la salud, aunque hay que tener claro que también cuenta con una serie de inconvenientes, ya que los frutos secos resultan un alimento muy calóricos por lo que deben consumirse en lugar de algún otro tipo de alimentos menos saludables y no añadiéndolos simplemente a nuestra dieta. Es preferible consumirlos en crudo, ya que una vez que se han tostado o se han frito, se logra reducir el efecto de los ingredientes activos que contienen.

Las variedades de frutos secos saladas deben ser consumidas con moderación, sobre todo en aquellas personas que tienen que estar pendientes de su consumo de sal. Por otra parte, existe un grupo de personas que son alérgicas a algunos frutos secos procedentes de árboles como las almendras, las avellanas, las nueces o incluso a los cacahuetes.  Una alergia a estos frutos secos puede ser la causante de un choque anafiláctico, por lo deben ser evitados de igual manera que todos aquellos productos alimenticios que pudieran contener cualquier mínimo rastro de ellos.

A %d blogueros les gusta esto: