Las costumbres que pesan sobre las mujeres en Irán

Las mujeres de muchos países creen que todas las existentes en el planeta tierra viven en las mismas condiciones que ellas con respecto a derechos y algunos estilos de vida, pero lo que no imaginan es que hay una zona geográfica llamada Irán en las que las mujeres no tienen respeto ni valor alguno, no tienen derechos ni formas de expresión Las costumbres que pesan sobre las mujeres en Irán Para las chicas que habitan en países desarrollados u otras que viven en occidente puede ser curioso ver aun una mujer que a pesar del calor o del frio siempre visten de vestidos largos y un pañolón que cubre constantemente su rostro, pero a pesar de que no es acorde con el contexto, saben que esto se debe a una cuestión de costumbres.

Lo que no saben es que en estos países las tradiciones llegan al punto de convertirse en leyes y que de no cumplirse pueden ser duramente juzgadas y no de la forma que comúnmente se pensaría algunas de tipo contradictorio en donde ellas siendo víctimas pagan por los delitos cometidos por sus agresores.Por ejemplo hasta hace pocos años que fue derrocado el régimen talibán las mujeres no podían asistir a un colegio o escuela, no podían salir a la calle solas sin la compañía de un varón y mucho menos vestirse de la forma en que quisieran pues tendrían multas o castigos. 

Y aunque en algo se han reformado las leyes, las condiciones con respecto a los derechos de las mujeres afganas no han mejorado mucho, pues han sido pocas las que han empezado a disfrutar de algunos “privilegios”.Algunas de las restricciones más elementales que tienen son el tapar todo su cuerpo menos su cara y las palmas de las manos, tienen totalmente prohibido maquillarse o mostrar a las otras personas algún tipo de joya, los colores que su ropa debe tener tiene que ser generalmente negros, violetas o cafés, pero nunca amarillos, verdes, rojos o colores vivos y llamativos. 

También está restringido el uso de ropa estrecha o que deje ver alguna parte de su cuerpo, así que jeans o bermudas no existen para ellas.No pueden trabajar solo dedicarse a ser amas de casa y solo unas chicas que son enfermeras tienen permisos para trabajar en los hospitales.  Los tratamientos médicos y los acuerdos de tipo comercial solo pueden concretarse con otras mujeres,  nunca con hombres. Si se casan nunca pueden pedir el divorcio, no pueden ver deportes ni asistir a estadios o parques a ver un partido de futbol a no ser que jueguen mujeres y si llegan a incumplir estas normas, se les aplica el castigo más duro, la lapidación. Su valor como persona es la mitad de la de cualquier hombre y cuando mueren pueden poner una fotografía de la chica pero se les borra el rostro.

Hay aspectos más extremos como los castigos para las violaciones, pues en todos los casos que se presentan  la mayoría es hecha por hombres casados y las enjuiciadas son las mujeres abusadas, porque son a pesar que fueron obligadas son consideradas como adulteras al haber tenido relaciones sexuales con un hombre comprometido. La única manera de ser absuelta es casarse con su violador. 
Los castigos más comunes van desde multas, encarcelamiento por algunos meses o años, pasando por golpizas publicas y ofensas verbales terminando en lapidaciones.

A %d blogueros les gusta esto: