Las partes del cuerpo con más bacterias

Comúnmente las mujeres piensan que solo por medio del baño ya quedan eliminadas todas las bacterias que adquieren en el día, pero debe haber un cuidado especial en ciertas zonas y mas porque hay unas que están dentro del cuerpo y son las que mas las poseen. Las partes del cuerpo con más bacterias A pesar de la higiene que una chica pueda tener, del lavado constante de manos o de un baño todos los días, a lo largo del día el cuerpo se llena nuevamente de bacterias y hay algunos lugares que pueden estar más contaminados que otros por sus características.Por ejemplo, los ojos, al tener una superficie húmeda tiene la capacidad de tener una mayor cantidad de microorganismos y generar nuevas colonias de los mismos. Lo único que puede funcionar para minimizar su efecto son las lágrimas que ayudan a eliminar las bacterias y limpiar todo el ojo, por sus componentes. 

Otra parte que suele llenarse de bacterias y concentrarse en gran cantidad son las vías respiratorias pues por medio del proceso de respiración hay agentes contaminantes que se adquieren en todos los lugares donde comúnmente se mantienen las personas, ya sea en la calle, el trabajo, el transporte público, un banco o la misma casa. Una vez que entran por la nariz o la boca, se alojan en el moco que está distribuido en toda la faringe, que puede expulsar algunas o enviarlas al estómago donde son destruidas por los jugos gástricos. Tal vez una de las zonas más contaminadas es el estómago y los intestinos pues de allí específicamente del delgado es de donde se generara la materia para expulsar del cuerpo. 

Según las investigaciones, han encontrado más de 300 clases de bacterias en su interior. Pero todo llega a partir de la boca, otra de  las partes donde se alojan miles y miles de microorganismos y es un lugar fácilmente habitable de estos seres por la condición húmeda y el hecho que generalmente esta con comida o residuos de ella. Con ayuda de la saliva es que los microorganismos se distribuyen por el resto del cuerpo especialmente a la faringe. Es por eso que los odontólogos recomiendan el lavado de dientes frecuente para minimizar la concentración de estas porque en los dientes y entre ellos también se crean microorganismos que además de generar enfermedades bucales también provocan el mal aliento.

El ombligo entra a ser partícipe de esta lista, debido a que es un lugar que pocos recuerdan para la higiene y aloja además de mugre, una que otra bacteria. Es importante tener un control de ellas porque si no son controladas o erradicas por  medio del lavado de manos o del cuerpo constantemente, se pueden distribuir por todo el cuerpo y en alguna zona en específico, crear colonias que produzcan alguna enfermedad. 

A %d blogueros les gusta esto: