Señales que el rostro puede darte sobre tu salud

5A través de la cara se pueden descubrir diversas afecciones del organismo y debido a su aspecto se puede llegar a intuir como se encuentra nuestra salud. Conoce estas señales a través del siguiente artículo.

Delgadez

Si la cara tiene los huesos muy marcadas y aparece demacrada, se debe a un exceso de dietas o de ejercicios. Si practicas demasiado deporte, la piel no tiene las grasas y el oxígeno necesario por lo que el rostro te va a adelgazar como cualquier otra parte del cuerpo.

Gordura

Si por el contrario tu cara es «regordeta» y muestra un aspecto «caído», demostrará falta de ejercicio, una elevado nivel de estrés o un exceso de consumo de alcohol. Con estos hábitos se aumenta la producción de hormonas como el cortisol así como de la glándula parótida. Además provoca falta de elasticidad por un desarrollo escaso de colágeno, así como retención de líquidos y problemas circulatorios.

Arrugas

Aunque las arrugas se asocian con el paso de los años, no siempre éste es el desencadenante de la aparición de estas. Un envejecimiento de la piel puede también deberse al consumo de tabaco o a una excesiva exposición al sol. Y es que los rayos UV pueden llegar a provocar arrugas más profundas y gruesas especialmente alrededor de los ojos y en la frente, zonas que cuentan con una dermis bastante más delgada.

Por otra parte las arrugas en la comisura de los labios son un signo de falta de vitamina B. Si los labios están agrietados se debe a una deficiencia en vitamina C. En los dos casos es recomendable consumir más cítricos y vegetales verdes.

Enrojecimiento

Si tienes una apariencia enrojecida en tu piel puede deberse a un consumo elevado de café y a no conseguir vitamina D en las cantidades suficientes. Al igual que el alcohol, la cafeína deshidrata.

Ictericia

Un color amarillento en la piel es una señal muy clara de problemas en el hígado, como una cirrosis o hepatitis.

Palidez

Si tienes el rostro demasiado blanco aún después de haber comido puede deberse a una falta de hierro. Puede que estés anémica o que tengas una deficiencia en la producción de hemoglobina en la sangre. Para ellos es imprescindible consumir alimentos que sean ricos en vitamina C así como legumbres.

Acné

Si continuas teniendo granitos en tu piel a pesar de haber pasado la etapa de la adolescencia, puede deberse bien a una condición de tus genes o bien por tener una dieta que sea excesivamente rica en grasas y en lácteos. Y es que los médicos aseguran que existe un compuesto en dichos alimentos que pueden provocar un taponamiento en los poros así como un exceso de producción de grasa, lo que causa la aparición del acné.

A %d blogueros les gusta esto: