Lo básico que debes conocer acerca de las cesáreas

Las cesáreas son cada vez más usadas en los partos en las clínicas de nuestro país, así que, si estás esperando a dar a luz, en este artículo encontrarás información acerca de los puntos más importantes que debes de conocer de esta intervención. Toma nota de ellos. Lo básico que debes conocer acerca de las cesáreas

Cada vez son más las ocasiones en nuestro país, en las que se hace necesario el uso de la cesárea en los partos, la mayoría de los veces ya incluso se decide llevar a cabo esta intervención cuando se piensa que se pueden provocar complicaciones, aunque realmente aún no se estén dando. Pues en los partos, mas vale prevenir que curar, y muchas veces es mejor no arriesgarse a tener que hacer frente a una situación de peligro tanto para la madre como para el recién nacido.

Sin embargo, la cesárea no deja de ser una intervención, y como tal tiene efectos y consecuencias tanto para la madre, como para el niño. En este artículo pretendo ofrecerte una visión general del asunto para que estés informada.

Situaciones en las que se lleva a cabo una cesárea:

  • Cuando el parto natural no es posible:

Ya sea porque la pelvis de la madre es demasiado estrecha o el niño demasiado grande, que se presente en una posición complicada o algo obstaculice su salida de modo natural.

  • Cuando es necesario interrumpir elembarazos de tiempo por el bien de la salud del niño o de la madre:

Debido a una enfermedad del niño, de la madre, una hemorragia interna, o una incompatibilidad del RH.

  • Cuando hay una necesidad inmediata de terminar el parto

Esto puede ser a causa del cansancio de la madre, a que no se pueda dilatar más el útero, a que el niño no pueda salir correctamente y sufra… etc.

Como se lleva a cabo la cesárea:

La intervención suele durar una 1 hora, y se lleva a cabo en un quirófano, bajo anestesia epidural o general según el riesgo y la rapidez con la que tenga que ser realizada.

El cirujano, incide de forma horizontal un corte en la piel y músculos de la pared abdominal y del útero.

Tras esto, se procede a quitar al bebe del interior, y también la placenta.

Cuidados post-operatorios
Se efectúa un control de la madre, y el cansancio suele ser incluso mayor que el producido por un parto natural.

La recuperación puede ser molesta y conllevar dolores abdominales provocados por la cicatrización.

La leche puede tardar más tiempo en subir y la vuelta a casa suele hacerse al cabo de una semana, aunque la recuperación de las actividades normales debe ser progresiva y suele ir más lenta que con un parto natural, aunque no suele durar más de un mes en los casos normales.

A %d blogueros les gusta esto: