Lo necesario para verte y sentirte sexy

Para cualquier mujer es importante adquirir técnicas de seducción y en general generar una imagen sexy ante cualquier hombre. Y no solo por conquistarlo, sino por razones de autoestima y seguridad. Lo necesario para verte y sentirte sexy Para empezar lo más importante es dejar que tu cerebro hable por ti, cada mujer debe simplemente sentirse segura de lo que tiene, de lo que es, y de lo que quiere ser, debe tener claras sus cualidades y mostrar confianza sobre ellas, pero se puede tener ayuditas y detallitos que hagan dejar las penas a un lado y atraigan más de una mirada. 

No es necesario tener características físicas que idealizan los medios de comunicación, contar con una hermosa cabellera, tener un cuerpo de medidas perfectas, curvas prominentes, esos detalles que hacen parte de las consideradas mujeres bellas y eróticas, lo único que es imprescindible es tener seguridad y confianza en sí misma.

Debes conocerte de pies a cabeza, para esto ten baños largos, ten contacto con tu piel, lo que intensifica la sensualidad gracias a los corpúsculos que actúan como receptores sensoriales y tienen reacciones dependiendo del tipo de contacto. Las caricias crean respuestas positivas. Disfruta de la desnudez y siéntete cómoda con ello, con tu cuerpo, esto permite que descubas atributos que no conocías. 

Atrévete un día a realizar actividades cotidianas del hogar sin nada de ropa, como disfrutar de una cena en pareja aprovechando que la comida activa los sentidos, usándolo como preámbulo para tener un acercamiento con el otro. En otras ocasiones es posible hacer un striptease, mover el cuerpo al ritmo de la música, teniendo la melodía, lugar y ropa adecuados, te dejas llevar por las sensaciones y por lo que el cuerpo quiere.

Improvisa pasos, movimientos e interacciona con objetos del entorno. Hay que tener en cuenta que el movimiento de las caderas y el juego con el cabello son primordiales para que funcione y adquieras seguridad para el resto del show. Si hay un espectador enamorado y juguetón, disfruten el viaje. Siempre asegúrate de oler bien, usa tu fragancia favorita, incluye otros accesorios con el mismo aroma para mantenerlo por más tiempo, aplícala en puntos específicos, como detrás de las orejas, en la mitad del busto, en las manos, los hombros, el cuello y antebrazos. 

Y finalmente, remata con una loción, spray o crema para el cuerpo con una fragancia similar a la del perfume. Siempre es interesante posar ante un lente, disfrutar de las cámaras que realcen tu belleza sin retoque digital, busca un fotógrafo profesional que encuentre los mejores ángulos, poses que convienen y facciones que resaltan para que luzcas atractiva y natural, esto ayuda a subir el autoestima y te permite verte como te gusta y sin temor a que los demás lo noten.

Es muy importante tener en cuenta que no todo es sexy, no hay que exhibirse a los hombres burdamente con el fin de conseguir algún tipo de  aceptación o aprobación, por eso no es necesario usar ropa que muestre desesperación, como grandes escotes, minifaldas o ropa muy ajustada, es preferible usar ropa que dé espacio a la imaginación, que no resalte lo obvio y en la que no se note la ropa interior, como las blusas transparentes o los pantalones muy descaderados, pero ten cuidado de pasar al extremo y usar prendas demasiado anchas, hacen que visualmente se pierda la figura femenina. 

Por último, debes saber que puedes ser sexy con unos kilitos de más, la preocupación principal no debe ser el físico, sino tu estado de salud. Si realmente estás pasada de peso y es necesaria hacer una reducción, haz una dieta que cambie hábitos, haz ejercicio, que además de ponerte vital te ayudará a liberar endorfinas que suben tu animo y por consiguiente tu autoestima. Quiérete como eres, no como los demás quieren que seas y disfrútalo. 

A %d blogueros les gusta esto: