Los 7 enanitos con material reciclado

Hoy haremos unos simpáticos enanitos con material reciclado, que a buen seguro quedarán muy decorativos en la habitación de los peques o en cualquier lugar de nuestro hogar que consideremos oportuno. Los 7 enanitos con material reciclado La idea esencial de esta manualidad es reciclar, ya que, como hemos explicado en anteriores artículos, a cualquier objeto que tengamos en casa y no nos sirva se le puede dar un segundo uso e incluso un uso defifitivo en lugar de arrojarlo al cubo de la basura.

Materiales para su fabricación:

– 7 cartones de rollos de papel higiénico.
– Tijeras
– Fieltro de colores (amarillo, azul, rojo, violeta, verde, naranja, crema y blanco)
– Pinturas de colores
– Botones
– Alambre
– Lana negra
– Lápiz
– Pegamento.

Pasos para la elaboración:

Primero dividiremos los cartones de los rollos de papel higiénico en tres tercios y cortaremos en dos, dejando el rollo dividido en una parte de 2 tercios y una de 1 tercio.

La parte más grande del rollo la recubriremos de fieltro, cada una de un color distinto.

Pintaremos la cara, adecuándonos al carácter de cada uno de los enanitos, pintando sus ojos, cejas y boca. Podemos copiar las caras del modelo o hacerlas a nuestro gusto.

Cortaremos el fieltro blanco para hacer la barba de cada uno de ellos y se la pegaremos en su lugar correspondiente.

También cortaremos el fieltro color crema para hacer las narices y orejas de los enanitos, pegándolas también donde corresponda.

Para hacer los gorros, cortaremos un cuadrado de fieltro y haremos un cucurucho con él, que pegaremos al enanito en la parte de arriba, alternando los colores del fieltro para cada uno de los enanitos.

Ahora cogeremos el botón y lo enebraremos con la lana negra, para simular un cinturón.

Seguidamente cogeremos el trozo de rollo de papel de un tercio. Lo cortaremos en vertical y haremos con él un cono, el cual será la base de nuestro enanito. Lo recubriremos con fieltro, combinando con el color de la parte del cuerpo de cada uno de los enanitos. Una vez hecho esto, lo encajamos en la parte de abajo del otro trozo de tal manera que la punta del cono quede dentro del cuerpo del enanito.

Ahora faltan sólo algunos remates, como las gafas de sabiondo, que haremos con el alambre, rodeando un lápiz para formar la moldura de las lentes y dejando las dos patillas de las mismas.

A %d blogueros les gusta esto: