Patatas con salsa verde

Las patatas con salsa verde, y, en este caso, con guisantes, son una buena guarnición para acompañar cualquier plato de pescado o de carne, incluso de pollo. Son fáciles de hacer y las puedes conservar varios días en el frigorífico. Patatas con salsa verde Ingredientes para 4 personas: 4 ó 5 patatas, 300 grs. de guisantes, perejil fresco, 4 dientes de ajo, pimienta negra, aceite de oliva y sal.

Pela las patatas y córtalas a rodajas de 1 centímetro más o menos de grosor.

Pon al fuego una cacerola con aceite de oliva y echa en ella los dientes de ajo pelados y cortados a láminas. Cuando veas que los ajos están dorados añade las patatas.

Sofríe las rodajas de patata por los dos lados y, seguidamente, cúbrelas con agua.

Cuando veas que el agua empieza a hervir, echa sal y una pizca de pimienta, y añade los guisantes.

Deja que vaya cociendo, con el fuego suave, y, cuando hayan pasado 20 minutos, añade el perejil picado.

Remueve y deja cocer durante 5 minutos más y, antes de apartar la cacerola del fuego, prueba la sal para rectificar. Si vieras que las patatas aún no están tiernas o que la salsa está demasiado líquida deja cocer un poco más.

Ponlas como guarnición de carnes, pescados o aves.

A %d blogueros les gusta esto: