Platos especiales para picar. Parte I.

En este artículo te ofrecemos algunas recetas para poder organizar una comida o cena rápida de picoteo, ideal para preparar cuando no cuentas con demasiado tiempo para hacerlo y aún así deseas quedar como una estupenda anfitriona. Platos especiales para picar. Parte I.

Cóctel de gambas

Este sencillo plato te llevará escasos 20 minutos de preparación y para elaborarlo necesitas:

  • 350 gramos de gambas
  • Un aguacate
  • Una manzana
  • 30 gramos de berros
  • El zumo de una lima
  • Cuatro rábanos
  • Mahones y ketchup
  • Unas gotas de tabasco
  • Un poco de brandy
  • Cebollino
  • Sal y pimienta

Comenzamos lavando las gambas y cociéndolas durante un minuto en un poco de agua con sal. Las escurrimos perfectamente y las dejamos que se enfríen en un cuenco con hielo para luego pelarlas.

Mientras tanto exprimimos la lima, lavamos los berros, los rábanos y la manzana cortando éstos últimos en láminas y partiendo el resto en trozos pequeños que rociaremos con un poco del zumo de la lima.

Mezclamos cuatro cucharas de mayonesa con media cucharada de ketchup y otro pequeños chorro de la lima, unas gotas de tabasco y una cucharadita de brandy, pimienta y sal. Removemos todos los ingredientes bien y los reservamos en la nevera. Pelamos el aguacate retirando su hueso y cortamos su pulpa en dados para regarlo con un poco más de zumo de lima.

Se mezcla el aguacate con las gamas, la manzana, los berros y los rábanos y se reparten en cuatro copas individuales. Añadimos la salsa y espolvoreamos con el cebollino picado y bien lavado para mantenerlas en el frigorífico justo antes el momento de servirlos.

Brochetas de sardinas

En apenas 30 minutos podremos preparar este rico plato para el que se necesitan:

  • 12 sardinas grandes
  • 24 tomates tipo cereza
  • Dos dientes de ajo
  • Seis cucharas de aceite
  • Tres ramas de perejil
  • Sal y pimienta

Limpiamos muy bien las sardinas retirando las vísceras y sus cabezas y separando los filetes de su espina central, lavándolos y secándolos con un poco de papel de cocina. Lavamos y secamos igualmente los tomates para continuar picando los dientes de ajo. Se lava y se pica el perejil.

Si vamos a utilizar unas brochetas de madera sería conveniente dejarlas en remojo durante aproximadamente unos 30 minutos. Mientras tanto vamos salpimentado los filetes de las sardinas, los enrollamos y los ensartamos en las brochetas bien escurridas, intercalándolos con los tomates.

Calentamos cinco cucharadas de aceite y doramos el ajo a un fuego suave y cuando estén dorados añadimos el perejil bien picado. Removemos y reservamos.

En otra sartén vertemos el aceite que sobra y cocinamos en él las brochetas durante un par de minutos por cada uno de los lados lo necesario para que el pescado esté bien hecho pero sin que se reseque. Disponemos tres brochetas en cada plato y las servimos regadas con el refrito de perejil y de ajo.

Para que las broches queden bien doradas y bien jugosas, debemos asarlas a fuego fuerte durante un minuto y luego a fuego bajo durante otros dos minutos.

A %d blogueros les gusta esto: