Puntos secretos de placer

Los preámbulos durante una relación intima son esenciales para que todo resulte bien y el momento agrade a la pareja, y más para una mujer es importante que el hombre logre generar grandes sensaciones de placer por medio de la estimulación de su cuerpo, gracias a las zonas erógenas. Puntos secretos de placer Durante una relación sexual es importante ya sea para el hombre o la mujer experimentar cierto preámbulo que incluye caricias, besos y hasta palabras que puedan servir como medios de excitación inicial, pues nada mas aburridor que querer vivir un momento intimo agradable al lado de la pareja pero que sea dañado por el afán y la falta de amor y ganas. Además que una mujer debe conocer a la perfección sus características para hacérselos conocer a su pareja o hacer una especie de juegos eróticos donde los hombres poco a poco vayan conociendo  lo que más les gusta a sus parejas.

Que mejor para una chica sentir sensaciones placenteras con caricias y en cada chica varían las llamadas zonas erógenas, es decir, puntos con alta concentración de nervios que reaccionan ante ciertos estímulos. Y a ser la piel el órgano más grande del cuerpo humano, hay que aprovechar este tipo de ventaja para tomar partido en la sexualidad.De una manera muy general, el cuerpo completo es una zona erógena, pues reacciona ante cualquier sensación de caricia o roce. 

Aunque hay partes con un nivel más alto que otras.En un sentido más especifico, las principales zonas son:

– El cabello, para muchas chicas puede ser un punto muy sensible además de producir relajación absoluta y generalmente debe ser con caricias suaves que expresen cariño y ternura.
– Los ojos son importantes para ser estimulados con besos y caricias suaves, muy suaves, o con lengüetazos débiles que provoquen placer y no que terminen baboseadas, por una mujer debe dejar claro desde un principio a su novio, que no le gustan ciertos tipos de expresiones, para que no las haga y de un momento color rosa, se pase a uno color marrón.

– La boca es una parte esencial porque a pesar de dar y recibir besos todos los días, también son extremadamente sensibles y pueden hacer sentir un vacio increíble y que gusta, hasta un grado de excitación alto. Y no solo recibir besos en la boca, sino sentir los labios de alguien rozando su cuerpo.

– Las orejas, en ocasiones son más sensibles en los hombres que en las mujeres, pero de una u otra manera siguen siendo puntos clave para estimular a las chicas antes de llegar al clímax de todo, sobre todo el lóbulo y la parte de atrás. 

– El cuello es sumamente sensible para las mujeres, y les encanta cuando son besadas poco a poco mezclándolo con caricias y alternándose con la parte del busto. Para que el chico sienta que hace las cosas bien, es bueno decirle palabras al oído de lo bien que se siente.

– La espalda en un camino extenso hasta llegar a las nalgas, es muy sensible y provoca grandes sensaciones placenteras, mucho más que el resto de zonas y reacciona fácilmente ante besos y caricias.

Estas zonas acompañados de muslos, brazos e ingles, son tenidas en cuenta desde el punto de vista “externo”, pero hay zonas “internas” o mas privadas como las partes genitales o el ano, que puede provocar sensaciones explosivas. Pero como se mencionaba anteriormente, es importante que una mujer conozca y explore su propio cuerpo, para tener claro lo que le gusta y lo que no y tener una comunicación intima adecuada con su pareja.

A %d blogueros les gusta esto: