¿Qué es la cibercirugía estética?

La cibercirugía es un término que se utilizar para nombrar a las técnicas quirúrgicas practicadas con la utilización de máquinas tecnológicas muy avanzadas que consiguen modelar, reafirmar y alisar nuestro cuerpo con una alta precisión. ¿Qué es la cibercirugía estética?

Esculpir la figura con cibercirugía

La técnica de la cibercirugía evita las incisiones que puedan resultar traumáticas, las grandes cicatrices y los puntos de sutura. Con este tipo de procedimientos se consigue, entre otras muchas cosas, operar lesiones de tipo cerebral sin necesidad de abrir el cráneo o esculpir la figura. Con la utilización de los últimos avances en tecnología es posible conseguir remodelar nuestra silueta, atenuar la flaccidez o reducir la celulitis con tan sólo una sesión de una hora aproximadamente. Este proceso se suele realizar normalmente bajo anestesia de tipo local y no requiere que el paciente quede hospitalizado. Por regla general, al día siguiente a la intervención, el paciente puede hacer una vida completamente normal.

Durante este procedimiento de remodelación del cuerpo, se emplea una aparatología muy avanzada. Lo primero que se lleva a cabo, es la visualización del interior de aquellas zonas que se van a tratar para conocer su estado, mediante una escáner de alta precisión corporal. De esta manera se puede llegar a determinar la cantidad de la grasa que será necesario eliminar en cada zona y así obtener un buen resultado.

Después con un aparato avanzado tecnológicamente se envía energía de una manera directa hasta los depósitos de grasa que necesitan de tratamiento. Esta energía consigue atravesar la piel y llegar hasta el tejido graso además de que consigue desintegrar una parte de los excesos de la grasa seleccionada además de provocar una contracción en la piel, parecido al efecto lifting, que es capaz de atenuar la flacidez de la piel. Parte de esta grasa disuelta se va expulsando de una forma gradual por las vías fisiológicas y lo que resta se elimina introduciendo en la zona que se está tratando, un dispositivo que consigue eliminar los antiestéticos depósitos de grasa que se hayan resistido a la energía utilizada y que el propio organismo no haya conseguido expulsar.

Por último, sobre aquellas zonas de las que se ha extraído esta grasa, se usa un rodillo con motor para masajearla y que regularizar la superficie de toda la piel.

Precios de la cibercirugía estética

Para obtener unos excelentes resultados y por propia seguridad, es una condición indispensable que se aplique esta técnica en manos de un cirujano especialista y dentro de un ámbito hospitalario. También antes de someterse a dicha intervención será necesario realizar una visita al especialista para que diagnostique y descarte cualquier contraindicación y para que el paciente pueda conocer todos los pormenores de este método así como sus alternativas y por supuesto las posibles complicaciones o molestias que pudieran surgir.

Esta visita cuesta alrededor de 30 euros y la intervención tiene un precio que puede oscilar entre los 2.000 euros y los 3.000 euros. En cualquier caso, las unidades donde se realizan este tipo de procedimientos, ofrecen distintos sistemas de financiación para poder poner este tratamiento al alcance de cualquier bolsillo.

A %d blogueros les gusta esto: