Trucos para uñas y manos perfectas

Después de la cara, las manos son tu carta de presentación. No puedes olvidarte de ellas ni dejarte llevar por la pereza. Para que no tengas excusas, te enseñamos a cuidarlas con soluciones caseras y accesibles. Trucos para uñas y manos perfectas Siempre se estropea el esmalte
La vida de los esmaltes de uñas puede alargarse. Una solución es poner la laca de uñas en la heladera para conservarla mejor. También fíjate que no entre aire en el frasco. Y cada vez que te las pintes intenta tener abierto el envase el menor tiempo posible.
En el caso de que ya no tenga remedio y se haya secado ligeramente, no eches ni una gota de acetona ya que lo estropearías aún más: Es mejor que lo hagas girar entre tus manos con mucha fuerza. Si no te da resultado, prueba meterlo en una cacerola con agua hirviendo durante unos minutos.

¿Tienes las uñas amarillas?
Aunque no fumes, tus uñas puedes estar un poquito amarillentas, sobre todo por la acción de los esmaltes y los productos desmaquillantes. Aunque es muy recomendable dejarlas respirar de vez en cuando, sin pintarlas, toma nota de un truco casero y eficaz. Por la noche, pásate medio limón sobre la superficie de cada uña y enjuágate las manos a la mañana siguiente. Si repites esta operación con continuidad favorecerás la limpieza de manchas amarillas y estrías en las uñas.

Manicura spa en tu casa
En primer lugar, sumerge tus manos en agua tibia con un jabón suave que contenga extractos de aceite de oliva o de almendras. También pueds añadir al agua unas gotitas de aceite esencial de lavanda, muy relajante. Después, sécalas suavemente empujando hacia atrás las cutículas. Envuelve tus manos en una toalla mojada con agua caliente hasta que se enfríe. Por último, retira las cutículas con un hisopo húmedo.

Masaje relajante para tus manos
Para liberar estrés puedes poner en práctica este masaje. Cuando apliques tu crema de manos, realiza un masaje desde la punta de los dedos hasta la muñeca. Siempre con movimientos circulares y muy suavemente. Si quieres aumentar la sensación de relajación, utiliza un aceite de almendras.

Fortalece tus uñas
Existen muchos productos para fortalecer las uñas y estimular su crecimiento pero, si prefieres un remedio natural, toma nota: mezcla dos cucharadas de aceite de oliva y un poquito de salvia. Calienta en baño maría esta mezcla durante 5 minutos y déjala reposar un rato. Sumerge tus uñas durante 15 minutos. Sé constante, no vale hacerlo una vez al mes.

Una exfoliación casera para tus manos
Agrégale a tu loción corporal una cucharada sopera de azúcar y masajea con esta mezcla las manos hasta que se disuelvan los granos de azúcar. Aclara con agua. Otra opción es mezclar dos cucharadas de azúcar con un poquito de zumo de limón, extender la mezcla a modo de mascarilla y dejarla actuar durante 15 minutos.

Una mascarilla hidratante para tus manos
Tras la exfoliación, conviene que apliques una mascarilla para hidratar en profundidad las manos. Puedes reutilizar tu crema de noche, más untosa que la de día, y aplicar una generosa capa a modo de mascarilla. Para obtener mejores resultados, cubre tus manos con unos guantes de algodón y duerme toda la noche con ellos.

Una solución de emergencia para tus uñas
Aunque en el mercado hay una gran variedad de productos de uñas de secado rápido, puede que el esmalte que tengas sea aún de los tradicionales. Si quieres acelerar el proceso de secado, tienes dos opciones. Un minuto después de haber aplicado el color –no antes- pon tus manos en el freezer durante unos segundos. Otra alternativa es pasarlas por un chorro de agua fría, casi helada.

A %d blogueros les gusta esto: