Raviolis con espárragos y salsa de nueces

Los raviolis nos ofrecen la posibilidad de elaborar con ellos multitud de recetas, a lo que ayuda el hecho de que los haya con tan distintos rellenos. Además, tienen la ventaja que suelen gustar mucho a los niños. Esta receta es fácil y con una salsa ligera que no oculta el sabor del relleno de la pasta. Raviolis con espárragos y salsa de nueces Ingredientes para 4 personas: ½ kilo de raviolis de carne, 8 espárragos frescos, una docena de nueces, 1 cucharada pequeña de albahaca, aceite de oliva y sal.

Prepara los espárragos, limpiándolos bien y separando la parte tierna, desechando el resto. Pon un cazo con agua y una pizca de sal y hiérvelos hasta que estén tiernos. Escúrrelos bien y resérvalos.

Pon al fuego un recipiente de agua con un poco de aceite y sal y, cuando hierva, echa los raviolis, dejando que cuezan durante el tiempo necesario. Una vez cocidos, échalos en un escurridor, enjuágalos con agua fría para parar la cocción y dejas que se escurran bien. Resérvalos.

En un mortero, echa las nueces (peladas, por supuesto), y machácalas bien. Cuando veas que ya está la picada muy fina, añade un vaso de aceite de oliva y un poco de sal. Mezcla bien.

Reparte tanto los raviolis como los espárragos en una fuente. Echa el contenido del mortero por encima de ellos procurando repartirlo bien y espolvorea con la albahaca. Sírvelo muy caliente.

A %d blogueros les gusta esto: