Remedios hidratantes caseros

Cuando las chicas no tienen suficiente dinero par invertir en productos cosméticos que controlen el grado de grasa en la piel del rostro, se pueden hacer de manera casera y resultar mas económicas y mucho mas efectivas. Remedios hidratantes caseros A veces el hacer las propias lociones para hidratar la piel puede ser más satisfactorio, pues cada chica puede elegir los ingredientes para poder prepararlas y las siguientes recetas son las más adecuadas para aquellas que tienen la piel excesivamente grasa y lo bueno es que las opciones no son pocas.

La piel grasa se caracteriza por el exceso de brillo, de sebo y de aparición de granitos, espinillas y puntos negros y hasta blancos y a pesar de que la concentración de la grasa es constante, esto no quiere decir que esté hidratada, aunque el exceso de grasa si puede complicar el problema del acné. Por eso es bueno emplear algun tipo de tónico y crema que erradique de a pocos la grasa de la piel y de paso hidratarla como se debe sin que la concentración de brillo aumente, así se verá con más vida, saludable y sin tantos elementos que la hacen ver estéticamente desagradable. 

– La primera receta está formada a base de pepinos, entonces la idea es poner en un recipiente unas gotas de jugo de pepino, más una cucharada de manteca de cacao y un poco de cera de abejas. Todo esto debe ponerse al baño de María, hasta que los ingredientes se mezclen totalmente. Aparte se mezcla un poco de agua más unas 10 gotas de esencia de melisa y se agregan a la anterior preparación. Cuando todo esté bien espesa, se deposita en un envase de vidrio y se tapa. Se deja reposar y al día siguiente se aplica después de limpiar la piel.

– La miel es uno de los elementos más recomendados para la piel grasosa y para limpiarla naturalmente así que para esta segunda opción lo mejor es mezclar una cucharada de miel con dos de agua tibia y mezclar. Después se agregan unas gotas de glicerina. Cuando los tres ingredientes estén bien mezclados, se puede aplicar con un algodón pero con golpecitos muy suaves y después de unos minutos se retira con agua. Lo más recomendables que se  use día de por medio, para no terminar resecando la piel.

– Finalmente y lo que más se necesita es una crema, que pueda ser empleada todos los días y que de paso hidrate, pero lo mejor es que es natural, sin ingredientes artificiales o que puedan producir más grasa o algún tipo de irritación. Hay que conseguir entre 45 y 50 gramos de lanolina y se derrite al baño de María hasta que este liquida pero sin dejar de revolver.

Después se adiciona media taza de agua de rosas y 2 gramos de alcohol etílico rayado y revolver para que todos los componentes se mezclen correctamente. Se almacena en un frasco de vidrio y se aplica sobre el rostro más exactamente en el área T, es decir, frente y nariz que es donde más se refleja la grasa. Es bueno aplicarla en las horas de la noche y procurar que se distribuya y absorba bien en la piel. Algo bueno es que se puede llevar en frasquitos pequeños en el bolso y será muy fácil usarla en cualquier lugar y cuando se necesite. 

A %d blogueros les gusta esto: