Secretos para tener una piel radiante este verano

1Durante el verano es posible que aparezcan una enorme cantidad de problemas a la hora de cuidar tu piel debido a las elevadas temperaturas, pero también te podemos decir que hay numerosas maneras de solucionarlas para poder esquivar las quemaduras, las manchas y los granos que esta temporada nos pudiera ocasionar. Si continuas leyendo te ofrecemos algunos secretos para ello.

Agua

La belleza comienza por dentro lo que significa que hay que alimentarse correctamente tomando ensaladas, quinoa, frutas del bosque y por supuesto, bebiendo mucha agua. Por si no lo sabías, la pérdida de agua de nuestra piel tiene lugar durante la noche, por lo que es aconsejable beber un vaso de agua antes de irse a la cama.

Labios protegidos

A la hora de aplicar el protector solar, la mayoría olvidamos proteger los labios. El tejido que hay alrededor de éstos es muy delicado, por lo que es importante usar un bálsamo labial que proteja de los rayos del sol, tanto si hace un tiempo soleado como si está lloviendo. En el mercado existen protectores labiales que incluso te pueden dar un poco de color a tus labios.

Productos ligeros

De igual manera que cuando pasamos de una estación a otra, se cambian las chaquetas por vestidos más veraniegos, esta época es una buena temporada igualmente para llevar a cabo algunos cambios en la rutina de belleza. Habrá que dejar a un lado las cremas hidratantes que resultan más espesas y cambiarlas por lociones y cremas más ligeras.

Aumentar la exfoliación

Para eliminar el exceso de aceite, la crema solar y cualquier acumulación de suciedad en general, hay que exfoliarse más a menudo durante el verano. Si tienes la piel bien hidratada, tanto tu cuerpo como tu rostro aguantarán perfectamente una mayor cantidad de exfoliaciones. Para retirar las células muertas de las piernas y de los brazos, utiliza un exfoliante de cuerpo, en cambio para el rostro deberás realizar un exfoliante ocasional que contenga ácido glicólico que te ayudará a eliminar la opacidad. Ten en cuenta que los exfoliantes pueden provocar cierta sensiblidad, por lo que debes asegurarte de proteger de manera adecuada tu piel del sol.

Protección solar

Aunque la protección solar se debe usar durante todo el año, durante el verano es especialmente importante ya que es cuando se pasa más tiempo en la calle y el sol se encuentra más cerca. No dudes en utilizar una crema protectora que tenga un factor de protección alto y no te olvides de aplicarla en lugares como las orejas o las manos que a menudo suelen pasarse por alto.

Refréscate

Al llegar el final del día, una mascarilla hidratante puede ayudarte a conseguir esa sensación de suavidad y de frescura que tanto anhelas. Si además la guardas en el refrigerador para que cuando la vayas a utilizar esté fresca al tacto, te sentirás como si estuvieras en un spa. Utilízala tres veces cada semana para tener tu piel bien hidratada durante toda la temporada.

A %d blogueros les gusta esto: