Remedios para combatir las hemorroides

Llevar una vida muy sedentaria, permanecer sentado o de pie muchas horas al día, padecer de estreñimiento, de una mala circulación, llevar una dieta pobre en fibra, obesidad abdominal o un embarazo, puede provocarnos unas molestas y dolorosas hemorroides que pueden solucionarse son algunos remedios caseros. Remedios para combatir las hemorroides

Productos naturales para las hemorroides

Algo que puede parecer tan insignificante como no tener una moderada actividad física o pasarse con el picante en las comidas, puede provocarnos que aparezcan las hemorroides o incluso “despertarlas”. Para reducir las molestias que causan estas venas dilatadas y que vayan a menos, podemos tomar una infusión de rusco, planta antiinflamatoria que consigue aumentar el tono de las venas, mezclándola a partes iguales con castaño de indias y con ginkgo en un vaso con agua hirviendo, para tomar dos tazas durante el día que pueden endulzarse con un poco de miel de tomillo. La piel de naranja contiene una gran cantidad de hesperidina que es una sustancia que fortalece las paredes de cualquier vena inflamada, lo que evita que se produzcan las pequeñas hemorragias propias de este tipo de trastorno. Si esto sucede podemos incluir un poco de mermelada amarga que hayamos preparado con la piel de la naranja y añadirla a nuestra dieta, bien mezclándola con los yogures o acostumbrándonos a comer las naranjas sin quitar las hebras blancas que se encuentran entre sus gajos.

Para reducir la inflamación de las hemorroides, en el momento en que se sienten las primeras molestias, podemos extender sobre la zona que se encuentra afectada, una pomada de árnica que alivia el dolor a la vez que reduce la inflamación producida en la mucosa anal. Si se ha detectado una presencia de sangre, no se debe seguir este remedio, en su caso, es conveniente aplicar una gasa empapada en una infusión de ortiga, de arándanos o de llantén.

Para reactivar la circulación y bajar la inflamación de estas venas dilatadas, se puede espolvorear un poco de semillas de lino sobre nuestros platos que además actúa como un lubricante intestinal muy bueno

Cómo consumir más fibra a diario

Si aumentamos el consumo de fibra conseguiremos mejorar nuestro tono vascular y corregir el estreñimiento. Para ello bastará con sustituir los cereales que se toman en el desayuno por copos de avena y tomar pan integral en vez de blanco.

Si las legumbres no es nuestro plato favorito podemos optar por añadir un poco de guisantes a un plato de pasta, o unos garbanzos o alubias  al arroz. Si no hemos tomado como primer plato verduras, puede prepararse una guarnición para acompañar las carnes o los pescados. Una deliciosa ensalada puede aderezarse con un poco de maíz dulce, brotes de soja o hinojo que nos ayudará a aliviar los síntomas producidos por las hemorroides.

Un buen funcionamiento del hígado, órgano encargado de depurar nuestra sangre, nos ayuda a mejorar la circulación venosa. Para ello nada mejor que consumir alimentos que sean ricos en vitamina C o vegetales con sabor amargo como la berenjena, la alcachofa, la escarola o los rabanitos.

A %d blogueros les gusta esto: