Trucos para conseguir un acabado perfecto pintando

Si te gusta el bricolaje y eres de las que se atreven a pintar ella misma las paredes de su casa, aquí te damos unos cuantos consejos para que logres unos resultados increíbles. Trucos para conseguir un acabado perfecto pintando Si has decidido ponerte manos a la obra y pintar algunas de las estancias de tu casa, aquí te dejamos unos cuantos trucos para que si el resultado no ha sido el esperado, puedas corregirlo fácilmente con tan solo un par de herramientas más, y en muy poco tiempo.

Estos son los materiales que usaremos:

-Papel de lija
-Pistola de aire caliente para decapar.
-Pinceles, espátula y pintura.

 
Cuando tenemos exceso de pintura. Si ésta aún no está seca sólo tienes que pasar una espátula por la superficie en cuestión para arreglar el problema. Si, en cambio, ya está seca, deberás rascar el sobrante y lijar la pared para dejarla lisa. A continuación, elimina las partículas de polvo con la ayuda de un cepillo. Ahora ya puedes pintar de nuevo la pared.


Cuando se ha diluido en exceso la pintura y se convierte en polvo.

Hay que decapar y volver a pintar la superficie.

Evita las grietas.

Si hay grieta lo único que se puede hacer es lijar y pintar de nuevo.

Evitar las burbujas
Aparecen con la humedad, por ello en primer lugar hay que eliminar esta. Después decapa la superficie con una pistola de aire caliente y pinta de nuevo.

Eliminas la suciedad incrustada
  Hay que pulir la pared y, a continuación, limpiarla con una esponja y volver a pintar.

Eliminar  desconchones
  Están provocados por la mala adherencia de la capa de pintura a la superficie, porque esta no se ha preparado o pintado correctamente o porque la pintura ha provocado una incompatibilidad entre las capas.
 Lija la zona y píntala de nuevo.

Recuperar el brillo de una pintura apagada.
Simplemente lija la superficie, quitale el polvo y aplica una capa de acabado en brillo.

Quitar las manchas.
Lija la superficie y aplica una nueva capa de color.

A %d blogueros les gusta esto: