Un ambientador natural con flores

Hoy vamos a elaborar un ambientador artificial a base de flores secas. Esta manualidad de fabricación casera es un complemento ideal para nuestro hogar. Un ambientador natural con flores Una sencilla composición de pétalos de flores de distintos tipos y unas cuantas plantas de aromas, las cuales pondremos en un recipiente adecuado, serán los principales componentes de esta manualidad.

Como apunte, comentaremos que esta manualidad se remonta a las civilizaciones de Roma o Grecia, y que básicamente se utilizaba para refrescar el ambiente, incluso para evitar las plagas.

Materiales para su elaboración:

– 30 gramos de polvo de lirio
– Espiga de nardo o canela
– 30 gramos de benjui (benzoina)
– Unas 50 gotas de aceites aromáticos (rosas naranja o limón, lavanda, aloe-vera

Manos a la obra:

1) Vamos a mezclar todos los ingredientes
2) Los aceites los vamos a pulverizar y seguir mezclando bien. La mezcla que debemos realizar es de 30 gramos de aceite por cada ocho partes de flores.
3) La mezcla la colocaremos en un recipiente o cuenco.
4) Dejaremos las flores reposen unas cuatro semanas, moviendo el recipiente cada cierto tiempo, para que se impregnen bien todas las flores con el aroma.
5) Cuando pase este tiempo, ya podremos poner las flores en el contenedor final.

Colócalas en un lugar adecuado para que su olor se extienda por toda la estancia.

A %d blogueros les gusta esto: