Un bonito cuenco hecho con aserrín

Hoy vamos a elaborar un bonito cuenco con la masa de moldear conocida como Un bonito cuenco hecho con aserrín El aserrín es una masa que se moldea con una gran facilidad y que además hace que los objetos que elaboramos, tengan un aspecto y una apariencia antigua o rústica.

En nuestra parte de Manos a la obra, detallaremos cómo hacer este tipo de masa.

La manualidad dependerá básicamente de nuestra habilidad de creación y os garantizo que los resultados serán muy satisfactorios, ya que nos va quedar un objeto que parecerá sacado de las excavaciones de Atapuerca.

Materiales para su elaboración:

–    Masa aserrín
–    Colores al agua
–    Alambre
–    Plantilla de dibujos
–    4 Argollas
–    Punzón
–    Alicates de corte

Manos a la obra:

Para elaborar la masa aserrín

Materiales:

–    2 tazas de agua
–    3 tazas de harina
–    Bol
–    2 tazas de “serrín”
–    Bolsa de nylon
–    Tabla grande (tipo para amasar)
–    2 cucharadas de glicerina

Forma de prepararlo

1)    Cogeremos un bol y echaremos el serrín y la harina.
2)    Seguidamente verteremos el agua lentamente
3)    Añadiremos a continuación la glicerina
4)    Espolvorearemos en una tabla o superficie grande un poco de harina
5)    Volcaremos el contenido del bol encima de la harina y esparciremos un poco más de harina por encima de la masa.
6)    Comenzaremos a amasar la pieza hasta que quede compacta.
7)    Dejaremos reposar la masa ½ hora aproximadamente, introduciéndola en la bolsa de nylon, con el fin de que no le toque el aire y se pueda secar.
8)    A partir de este momento, la masa estará lista para usarse.

Recomendaciones:

a)    Utiliza la masa en el mismo día en que la prepares
b)    Aunque puedes pintar la pieza, el acabado de la misma permite ahorrarte ese paso.
c)    También puedes poner las piezas en el horno, pero las propiedades de este material hace que se sequen solas, obteniendo una gran dureza.

La pieza.

1)    Cortaremos 4 trozos de alambre y haremos un círculo con ellos, pero sin cerrarlo, e introduciremos las argollas en cada uno de ellos.
2)    Cogeremos un buen trozo de la masa y comenzaremos a darle la forma de una bandeja grande, pudiendo tomar como referencia una que tengamos en casa o la de la foto
3)    En cada una de las 4 esquinas haremos un pequeño corte y dos agujeros en cada uno de ellos.
4)     Introduciremos los alambres en forma de círculo en los agujeros y cerraremos el alambre.
5)    Repetiremos este mismo paso con las cuatros esquinas.
6)    Ahora vamos a pintar la bandeja, lo podemos hacer en color barro
7)    Pintaremos el modelo de las plantillas que hemos escogido.

Y ya está, dejaremos secar la pieza durante unas horas y podremos observar enseguida lo dura que ha quedado.

A %d blogueros les gusta esto: