Un llamativo collar de cuentas

Hoy elaboraremos un collar de FIMO, para poderlo lucir con aquella ropa que más conjunte con el mismo. Un llamativo collar de cuentas El collar que vamos a elaborar es muy fácil de hacer, tanto que incluso los más pequeños pueden hacerlo, para que así se vayan habituando a elaborar manualidades.

Sólo debemos conjuntar bien las piezas y, sobre todo, tener mucho cuidado con el tiempo de cocción, ya que después de haber elaborado las piezas, podemos echar “al traste” nuestro trabajo quemando las mismas.

Materiales para su elaboración:

–    FIMO (varios colores)
–    Punzón
–    Hilo de pescar
–    Enganche o brazalete de rosca
–    Cutter
–    Madera
–    Tijeras
–    Trapo

Manos a la obra:

1)    Cogeremos varios trozos de colores de FIMO y los mezclaremos entre si. Podemos mezclar muchos colores ya que la pasta, aunque se parezca, no es como la plastelina, que si mezclamos muchos colores queda un color marrón oscuro.
2)    Una vez mezclados los colores, haremos un “churro”, es decir lo pondremos sobre la madera y lo amasaremos.
3)    Una vez amasado y estirado, comenzaremos a cortar trocitos de FIMO con el cutter, pensando que estos cortes serán las cuentas del collar.
4)    Cuanto tengamos las suficientes cuentas para rellenar el collar, comenzaremos a hacer bolas con dichas piezas, para posteriormente agujerearlas con el punzón.
5)    Ya tenemos las bolas preparadas, ahora deberán ir al horno a 180º durante unos 20 minutos, pero dependiendo del horno pueden estar antes, por lo que iremos controlando que no se quemen.
6)    Pasado este tiempo, sacaremos del horno las piezas y las dejaremos enfriar.
7)    Mientras que se enfría, vamos a preparar el hilo del collar, cogiendo el trozo deseado y cortándolo con las tijeras.
8)    Pondremos la primera pieza de la rosca (son dos), y la anudaremos.
9)    Cuando ya estén frías las cuentas del collar, las iremos pasando por el hilo una a una, hasta completarlo, dejando un pequeño trozo para colocar el otro trozo de la rosca, la cual anudaremos también.

Y ya tenemos completado nuestro collar de fimo. Ahora sólo queda lucirlo cuando queramos.

A %d blogueros les gusta esto: