Una bonita bandeja de mosaico

La manualidad que presentamos hoy, es una fantástica bandeja decorada con mosaicos, a la cual se le pueden dar muy distintos usos. Una bonita bandeja de mosaico La  manualidad que presentamos hoy, es una fantástica bandeja decorada con mosaicos, a la cual se le pueden dar muy distintos usos.

Con esta manualidad vamos aprender también la técnica del mosaico la cual nos va a resultar de gran utilidad para otros trabajos que podamos realizar.

En principio, esta bandeja se puede utilizar para llevar el desayuno, pero también la podemos colocar en nuestro hogar como un bonito adorno o incluso  puede ser un regalo perfecto para alguna persona a la que quieras dar una sorpresa agradable.

Materiales para la elaboración:

•    Bandeja de madera
•    Piezas de mosaico (o baldosas de colores cortadas)
•    Adhesivo
•    Cemento o enduido
•    Recipiente recicable (taper viejo o similar)
•    Espátula
•    Paño

Manos a la obra:

A)    Lo primero es preparar el cemento o el enduido. Ya sabes que si preparas cemento, no debe de quedar muy espeso ni excesivamente liquido y también es importante que no contenga grumos. El enduido viene ya preparado y lo podrás encontrar en tiendas especializadas de manualidades o de decoración.
B)    Sobre una mesa pondremos los mosaicos con los que deseemos cubrir la bandeja, por el mismo orden que queramos colocarlos en la bandeja.
C)    Ahora, con el adhesivo los iremos pegando a la bandeja de madera, dejando una separación de unos 2 milímetros de cerco entre ellas.
D)    Dejaremos actuar el adhesivo y cuando esté seco pondremos el cemento o enduido en la espátula e iremos insertándola entre los surcos del mosaico.
E)    Una vez colocado el cemento o enduido, pasaremos un paño un poco húmedo, para limpiar bien los mosaicos.
F)    Trabaja el apartado de limpieza con cuidado, ya que si queda cemento en el mosaico te costará quitarlo.
G)    Deja airear y secar la bandeja durante unos tres días. Cuando esté seco, puedes dar al mosaico una capa de barniz incoloro para que tenga un poco de brillo.
Y listo!! Ya puedes utilizar la bandeja para aquello que habías pensado al comienzo de la manualidad.

A %d blogueros les gusta esto: