Una comunión diaria con el VIH

EL VIH/Sida es considerado la enfermedad mortal de rápida propagación y contagio, en la que las mujeres terminan siendo las principales afectadas. Pero hay que tener en cuenta que el ser portadoras del virus no significa una muerte segura, pues hay que seguir tratamientos básicos pero rigurosos para minimizar la acción de anticuerpos Una comunión diaria con el VIH El sida es la enfermedad de transmisión sexual más propagada y mortal a nivel mundial y desafortunadamente son las mujeres quienes se ven más afectadas, pues así sean fieles, su pareja puede tener una actividad de promiscuidad y terminan infectándolas. 

Desgraciadamente una vez infectadas no hay solución alguna, aunque el tener anticuerpos  y ser portador de VIH no quiere decir que el SIDA este totalmente desarrollado, y se pueden adquirir una y otra vez variación de anticuerpos que fortalecen la formación del sida. Y es difícil tanto a nivel medico como anímico, pues no es nada fácil vivir con este virus y mucho menos con los prejuicios de la sociedad.Las sospechas pueden ser muchas, pero lo principal y la manera más fácil de saberlo es con un examen de sangre común. 

Normalmente aparecen síntomas como los de una gripe corriente o  dengue y es por ello que las chicas no se percatan de la gravedad y se presentan aproximadamente dentro de las dos y cinco semanas de infección. Como es un virus el proceso de maduración lleva tiempo, así que si las sospechas existen y se realiza el examen, existe la probabilidad de que salga negativo, a pesar de que el contagio existe.

Cuáles son los síntomas
Dentro del periodo de maduración, la persona puede presentar síntomas como fiebres altas, erupciones cutáneas en diversas partes del cuerpo, dolores musculares, agotamiento y aparición de algunos moretones si razón alguna, además de pérdida de peso sin razón y molestias estomacales continuas.

Cuáles son las consecuencias 
– Es algo paradójico, pero el que una mujer sea portadora del VIH, no significa que morirá del SIDA, pues gracias a los avances médicos el nivel de afectación ha disminuido y existen cuidados básicos que reducen la posibilidad de muerte, aunque aun no haya una cura definitiva.

– Puede ser transmitido por contacto sexual sin protección, específicamente un preservativo, pues un método anticonceptivo no tendrá efecto alguno.- En el momento de quedar en embarazo, desafortunadamente el bebé puede adquirir el virus antes, durante o después del nacimiento.

– Las donaciones de sangre quedan vetadas, pues no servirá para ningún paciente, además de evitar los contactos directos de sangre con otras personas.Los tratamientos para controlar la infección dependen del nivel de VIH, y son bastantes rigurosos desde el horario estricto para el consumo de medicamentos, cuidados personales y seguimiento de una dieta adecuada para mantener un buen estado de salud. 

Pero ante todo la persona infectada tenga un nivel de madurez y autoestima alto, que aunque sabe la complejidad de la situación, debe poner de su parte para poder contrarrestarlo y trabajara mentalmente junto con la medicina y toda la dosis de medicamentos que debe aceptar. Hay casos tan sorprendentes en donde puede haber personas sobreviviendo por más de 30 años con la infección o pequeñas adolescentes narrando sus historias, sabiendo que pueden ser observadas por las personas como algo “anormal”, pero simplemente nacieron con ello y entienden que sus vidas son diferentes.

A %d blogueros les gusta esto: