Unos conejos hechos con calcetines

Hoy presentamos una manualidad fácil y divertida, que te podrá servir para dar un toque de color a aquellos rincones de tu hogar a los que les falte un detalle simpático. Se trata de unos divertidos conejitos hechos con calcetines. Unos conejos hechos con calcetines La idea básica, como siempre, será la de reciclar objetos y reutilizarlos para darle otro uso, en este caso decorativo.

La manualidad es muy fácil y, aunque no conlleva gran complejidad, sí hay que estar atentos a todos los detalles que describiremos a continuación.

Materiales para la elaboracion de los conejitos:

Cinta de varios colores
Granos de arroz o arena
Bandas elásticas o gomas elásticas
Retazos de fieltro
Calcetines
Algodón
Tijeras
Pegamento para tela
Lana

Pasos a seguir:

Primero cortaremos la parte de arriba del todo del calcetin, es decir, por donde está abierto, realizando un corte de unos tres dedos de grosor.

Después rellenaremos el calcetín con arena o granos de arroz. Deberás rellenarlo casi en su totalidad y, cuando lo tengas relleno, fíjalo con una goma elástica a la altura del talón y otra a la altura del borde de la goma del calcetín.

Con esto lo que habremos hecho es la cabeza y el cuerpo del conejito.

Ahora, cogemos la cinta y la anudamos al que sería el cuello del conejito, simulando una corbata de pajarita. Con esto habremos tambien separado el cuerpo de la cabeza.

Ahora fabricaremos las orejas. Para ello cogeremos la parte que hemos cortado anteriormente del calcetin, la cortaremos en dos trozos y se los pegaremos con gracia encima de la cabeza del conejito.

Cogemos el fieltro para fabricar los ojos, los dientes y el hociquito, pegándolo también en el lugar adecuado de la cara del conejo.

Ahora remataremos nuestro conejito fabricando una graciosa cola con el algodón. La haremos más o menos redonda y se la pegaremos en la parte correspondiente del conejito.

Y con esto ya tendremos un simpático conejo hecho con material reciclado, que podemos colococar en la habitación de los niños o en cualquier otro lugar de nuestro hogar.

A %d blogueros les gusta esto: