Vamos a decorar el garaje

Uno de los errores que muchos de nosotros cometemos al decorar la casa es cuidarnos principalmente de las zonas por las que más se transita, como el salón, el comedor o las habitaciones, y dejar de lado, a veces pensando que más adelante lo haremos y a veces pensando claramente que no lo haremos jamás, los espacios que nos parecen menos importantes, que suelen ser los que nadie ve. Vamos a decorar el garaje Sin embargo, la decoración de estos espacios también tiene su interés, y por varios motivos. El primero de ellos porque, a pesar de que no sea un espacio muy transitado, sólo por el hecho de tenerlo en casa quiere ya decir que de vez en cuando hemos de estar allí, y nos sentiremos siempre más cómodos en un espacio decorado y a nuestro gusto que abandonado a su suerte.

Otro de los motivos es que en la mayoría de casas suele haber problemas de espacio, y cabe la posibilidad de que si aprovechamos esta zona bien y nos organizamos, ello nos ayude a aminorar este problema.

Uno de estos espacios es el garaje, que a veces es un local muy amplio al que no le sacamos todo el provecho que se podría sacar. Otras veces lo usamos sólo para encerrar el coche en él, e incluso algunas veces lo convertimos en un desván lleno de cosas inservibles que vamos amontonando en él.

Al tratarse de un espacio cuya finalidad no deja de ser aparcar el coche, la decoración deberemos centrarla básicamente en las paredes, dejando el espacio diáfano. Normalmente deberá consistir en estanterías y muebles pegados a dichas paredes.

Debemos procurar dotar el espacio de un estilo propio, lo que conseguiremos, por ejemplo, con una buena combinación de colores entre las paredes, el mobiliario y complementos que vayamos a colocar e incluso los suelos.

Muy importante es saber antes de empezar el uso que queremos darle, si es que queremos darle alguno aparte de guardar cosas. En este caso, procuraremos sobre todo que tenga mucha capacidad y que esté muy bien organizado, para que puedan caber muchas cosas sin que se vea agobiante y de tal manera que podamos encontrarlas enseguida.

En el caso de que queramos darle un uso concreto, una buena idea es tematizar la decoración. Por ejemplo, si tu hobbie consiste en esquiar y quieres aprovechar para guardar todo lo referente al esquí en él, pues haz que éste sea el tema. Cuelga los esquís en el lugar oportuno, de manera que resulte atractivo, expon artículos relacionados, cuelga alguna bonita foto sobre el tema, etcétera.

A %d blogueros les gusta esto: