Vencer la depresión otoñal

Sucede al comenzar los días más cortos del año. Las víctimas por excelencia de este conocido síndrome anual recurrente son las mujeres y uno de los más efectivos tratamientos es la luminoterapia. Vencer la depresión otoñal

Las mujeres sus mejores víctimas

Este bajón en el ánimo así como en la capacidad para trabajar y para disfrutar de la vida, aparece misteriosamente al llegar los días nublados y perdura durante todo el invierno hasta el primer sol de la primavera que es cuando comienza a desvanecerse y todo vuelve a la normalidad.

Sobre todo afecta a mujeres en edad fértil de entre 20 y 29 años de edad así como a personas que cuenten con antecedentes familiares de cualquier tipo de trastornos afectivos. El desencadenante de este trastorno que cada año se repite es la disminución de la luz y suele desaparecer de una manera espontánea al llegar la primavera.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Irritabilidad, depresión, pérdida de energía, aumento del sueño o hipersomnia, aumento del apetito especialmente de carbohidratos como chocolate o dulces lo que conlleva un aumento de peso, descenso de la actividad del día a día, disminución del deseo sexual y de contactos tanto sociales como familiares.

¿Por qué es más frecuente en las mujeres?

Por factores genéticos ya que está demostrado que ciertos genes pudieran estar involucrados para padecer trastornos afectivos.

Por factores biológicos. Según distintos estudios realizados han demostrado que las mujeres tienen más trastornos de ansiedad y del ánimo y los hombres suelen ser más proclives a sufrir cualquier tipo de adicciones. Las razones de estas causas están escondidas en el cerebro de unos y de otros. La causa de dichas diferencias se debe a la predominancia de uno de los hemisferios cerebrales respecto del otro y que varía según el sexo.

Por factores hormonales. Las mujeres sufren más cambios en su estabilidad emocional por su ciclo natural. Durante el período menstrual o durante el post parto, las mujeres se encuentran bastante más sensibles para desarrollar un problema mental o sufrir un trastorno depresivo.

Por factores psicosociales, En general las mujeres suelen reaccionar con una depresión frente a factores de tipo estresantes psicosociales y a adoptar diferentes conductas que se centran en su culpa.

Prevención y tratamiento

La fototerapia o luminoterapia es la herramienta más adecuada de tipo terapéutico para los cuadros depresivos cuyo origen es de carácter estacional ya que aporta a las personas afectadas unos excelentes resultados, por lo que se recomienda una exposición a una luz blanca y brillante con una intensidad de 500 W de potencia durante al menos dos horas diarias y un mínimo de dos semanas y es que es el ojo en vez de la piel como piensan algunos, el mediador de este efecto clínico.

Los psicofármacos también pueden complementar la luminoterapia en los casos más persistentes así como la psicoterapia, aunque los factores que desencadenan este trastorno se encuentran más relacionados con la biología, hay que recordar  que quien está enfermo es una persona y que su vida está marcada por su historia personal, sus sueños y sus anhelos. Con la aparición de una depresión se suceden autoreproches, pesimismo y culpa por lo que es conveniente entender a esa persona con la ayuda de la psicología.

A %d blogueros les gusta esto: