Viajar a una ciudad de cuento: Brujas

Esta ciudad belga se encuentra repleta de rincones que parecen detenidos en el tiempo y que se ha ganado merecidamente, su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sus canales, sus fachadas, sus puentes y sus tiendas irresistibles de chocolate, hacen de Brujas una ciudad de auténtico cuento mágico. Te invitamos a descubrir una pequeña parte de sus lugares más emblemáticos. Viajar a una ciudad de cuento: Brujas Catedral de San Salvador Esta parroquia, que es la más antigua de Brujas, pertenece a los siglos XII – XV. En ella destaca su galería con el órgano, los tapices de Bruselas, las tumbas medievales y la colección de arte flamenco perteneciente a los siglos XIV – XVIII. En su cámara del tesoro se encuentran algunos cuadros valiosísimo de los primitivos flamencos como por ejemplo Hugo van der Goes. Minnewater Este es el parque más famoso de toda la ciudad. Su romántico jardín data del siglo XVI  y se encuentra situado muy cerca de la estación de ferrocarril centrar. Es famoso por su lago del Amor, remanso de paz donde conviven cisnes y donde según cuenta la leyenda, descansan los restos de la hija de un marinero que prefirió marcharse antes que casarse con el hombre que no amaba. Museos de Brujas En el  interior del museo Groeninge existen numerosas obras que resumen la amplia historia del arte belga. Su atractivo principal son los famosos primitivos flamencos aunque también se pueden contemplar obras maestras del neoclásico, del arte moderno de la posguerra y del expresionismo flamenco. El museo Historium da la oportunidad al visitante de oler, ver y sentir la ciudad de Brujas durante la Edad Media, época dorada de dicha ciudad ya que durante ese período era una de las cunas más importantes del comercio. La visita dura treinta y cinco minutos y durante este tiempo se van recorriendo las siete diferentes salas temáticas donde la música, los efectos especiales y los decorados convierten la experiencia en algo mágico. Los canales de Brujas Conocida como la Venecia del  norte por sus innumerables canales, pasear por ellos transmite paz y relajación. Cuando llega el frío es normal que dichos canales se encuentren completamente helados. Mientras esto no suceda, se puede navegar por ellos en algunas de las barcas que salen continuamente para transportar el turista. Rozenhoedkaai Este es el lugar más fotografiado de toda la ciudad. En la antigüedad probablemente fue un embarcadero en el que los barcos transportaban sal, producto que durante esa época era tan valioso como el oro. Lissewege A escasos once kilómetros hacia el norte de la ciudad de Brujas se encuentra el pintoresco y pequeño pueblo de Lissewege situado muy cerca del mar. Es característica su arquitectura flamenca tradicional con casas de color blanco y tejados rojos. El canal que recorre el centro de su pueblo y la iglesia de Nuestra Señora que cuenta con una torre de ladrillo perteneciente al siglo XIII y de más de cincuenta metros de altura, son otros de los atractivos de Lissewege.

A %d blogueros les gusta esto: