Mujeres maltratadas. Aprender a decir BASTA

Muchas mujeres, debido a diversos motivos, sufren de problemas para poner límites en la relación. Esto conlleva a que se conviertan en personas maltratadas por sus parejas, bajo diferentes actitudes o circunstancias. Por eso, a continuación, se presenta porque las mujeres deben aprender a decir basta y a respetarse a si mismas, con el fin de llevar una vida mejor. Mujeres maltratadas. Aprender a decir BASTA En algunas parejas, donde hay una historia difícil, suele suceder que hay un amor obsesivo o codependiente, en el que uno de sus miembros se desprecia y humilla por el temor a ser abandonado. Esto conlleva a un bloqueo de la correcta expresión de los sentimientos, así como actuaciones dramáticas al estilo de amenazas o intentos de suicidio.
Estas personas no pueden decir no al maltrato, y en consecuencia asumen vivir bajo la depresión, la culpa y la constante angustia. También suelen desarrollar colateralmente enfermedades psicosomáticas como jaquecas, úlceras, etc. que recurrentemente azotan a esta persona.
Frecuentemente, el compañero “maltratador” es intolerante, controlador y autoritario. De manera que subyuga a su pareja mediante el miedo, la humillación, la violencia o el desprecio. También manifiesta sentimientos de celos, rabia y desconfianza desmedidos.

¿Por qué la dificultad para ponerle fin al maltrato?

Este tipo de actitud se debe a que la autoestima, es decir, la capacidad de quererse a uno mismo, ha sido seriamente lesionada a través del trayecto de la vida. Esto puede ser ocasionado por varios detonantes, como no aprender a enfrentar los miedos o angustias de pequeños, optar por someterse y depender de otro para afrontar los problemas, temer ser autónomo e independiente con su propia vida, entre otros. Por eso, para estas personas es muy difícil terminar una relación dañina, porque los sentimientos hacia la otra persona no son de amor, sino de dependencia y temor de estar solo consigo mismo.
Las personas en este tipo de relaciones no pueden actuar abiertamente contra el desacuerdo en opiniones o contra lo que les desagrada, ya que actúan bajo la suposición de que es correcto “darle el gusto al otro”.

Características del maltratador y el maltratado

No existe un perfíl exacto, ya que bajo ciertas circunstancias, casi cualquier persona puede caer en estas situaciones, pero lo que se ha observado es que las mujeres que pasan por este problema, cuentan con algunas características bastante parecidas.

MALTRATADA
* Fueron maltratadas por sus padres, ya sea en forma de abusos físicos, psicológicos o sexuales, o bien al menos fue testigo de ellos.
* Aprendió a someterse a la voluntad del hombre, representado por una figura paterna autoritaria y punitiva. Por ello la mujer adopta un rol pasivo, de sumisión y sometimiento en las relaciones.
* Está acostumbrada a conductas violentas, pues estas han estado presentes constantemente en su crecimiento y lo asume como un comportamiento normal.
* Tiene un concepto de amor que la lleva al sacrificio y la dependencia absoluta a la voluntad de su pareja.
* Tiene la autoestima extremadamente baja, por lo que necesita la aprobación constante de su pareja.
* Bloquea la expresión de las emociones afectivas.
* Se ve inmersa en sentimientos negativos, como el miedo, la rabia, la culpa, la depresión o la angustia.
* No puede desligarse de la relación a pesar de los maltratos o la violencia.
* Justifica los comportamientos inusuales de su pareja constantemente.

MALTRATADOR
* Fue víctima o testigo de malos tratos en la infancia, la mayoría precede de familias donde los abusos de todo tipo eran constantes.
* Aprendió a ser violento, adoptando este comportamiento como una forma típica de relacionarse y como método para conseguir lo que desea.
* Asume el rol violento con el fin de ejercer poder y control absoluto sobre su pareja, no solo en lo que hace, sino en los pensamientos y sentimientos. Las prácticas más recurrentes incluyen someter a la pareja al miedo, la humillación y el desprecio.
* Presenta intolerancia frente a diferencias de pensamientos, criterios o pensamientos. No soporta los errores, comportándose como una persona déspota.
* No respeta a su pareja, valiéndose de ataques verbales o físicos para someter a su compañera.
* Critican y culpan constantemente a su pareja.

 

Una Respuesta.

  1. Anita Lucia Criollo 19 marzo, 2013 Responder

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*