Con qué tipo de hombre no casarse

El sueño de una mujer es casarse con un hombre que cumplas sus expectativas y aunque no deben ser prefectos, si hay que tener en cuenta ciertos tipos de personalidades o de comportamientos que no funcionaran en un matrimonio. Con qué tipo de hombre no casarse Hombres hay de todo tipo y no solo físicamente sino también con personalidades muy diferentes y aunque se tengas cualidades y defectos, pero habrán algunos hombres que no deben ser tenidos en cuenta para llegar al altar y organizar una vida y un futuro.El primero y que no debe ser tenido en cuenta para la idea del matrimonio son los hombres machistas, pues la palabra pareja no existirá sino solo él, su ego, sus necesidades, la idea de que la mujer solo servirá para el aseo o cocinar pero ante todo debe recordar que al lado tiene a una persona a la cual debe dársele amor y no tratar como una empleada. 

El segundo tipo son los hombres que no tienen aspiraciones o son llamados buenos para nada o vagos, pues el trabajo o el estudio no se encuentra dentro de sus planes, por el contrario, solo quieren descansar, dormir, o estar jugando videojuegos. En este caso se tiene en cuenta el famoso dicho que no solo de amor se vive y si se quiere llegar a una vida matrimonial nada mejor que tener al lado a un hombre responsable que quiera ser una cabeza de familia y que no espere que todo se lo den la esposa o los hijos. Los hombres alcohólicos también son una mala decisión, pues ellos casi siempre quieren tener su vida de “juventud” así sean mayores y sea hora de hacerse responsable por una familia, teniendo en cuenta que el consumo frecuente de estas bebidas puede llegar a formar un hombre violento y grosero. 

Aquellos chicos que solo quieren vivir de fiesta en fiesta, de viaje en viaje y diversión en diversión, deben ser tachados de la lista de aspirantes a llegar al matrimonio, pues tienden a comportarse como esos que no quieren compromisos con nadie.Otro pequeño detalles que tiene cualquier hombre son los celos, pero hay algunos que exageran y se vuelven algo enfermizos hasta el punto de controlar las vidas, golpear, seguir, y amenazar y en vez de tener un matrimonio feliz y tranquilo solo será una vida llena de miedos y acoso. Pero esta el otro polo, el hombre que es bastante tranquilo y que no se preocupa por la pareja, tanto que lo único que hace es buscar otras mujeres, buscar aventuras, todas lo atraen y terminara cayendo ante los encantos de cualquiera. 

Los hombres que pelean mucho son imposibles pues siempre quieren tener la razón, generan polémica y discusión por todo lo que se les dice, incluso manejan doble personalidad en donde a veces están felices y a veces están mal, haciendo mala cara y amargado porque todo le molesta. El ultimo tipo es aquel que se queja, llora y se deprime por todo pues aunque la vida sea dura no puede reflejar eso como cabeza de familia y al final solo estará triste y encerrado en su depresión y sin poder salir adelante o cumplir sus metas.

A %d blogueros les gusta esto: