Acaba con la alergia primaveral

Ahora que ya ha llegado la primavera es muy común sufrir de algún tipo de alergia que hace que los días se conviertan en un verdadero suplicio. Aprende a combatirlas utilizando todas las armar que tienes a tu alcance. Acaba con la alergia primaveral

Antihistamínicos

Los antihistamínicos que más se utilizan son la ebastina, la rupatadina, la cetirizina y la loratadina y son usados para conseguir reducir el picor de nariz, de ojos y de garganta, algunos de los síntomas más típicos de la alergia primaveral, así como el goteo en la nariz, aunque hay que tener en cuenta que algunos pueden llegar a producir somnolencia, por lo que se recomienda moderar su utilización y en cualquier caso hacerlo siempre bajo la supervisión de un médico.

Broncodilatadores

Estos productos facilitan que pase el aire a nuestros pulmones y abren los bronquios. Suelen aplicarse en forma de nebulizadores o de aerosoles y los más utilizados son la terbutalina y el salbutamol.

Corticoides

Ayudan a reducir la inflamación que se provoca en las vías respiratorias a la vez que impiden que se cronifique el asma, pero cuentan con demasiadas contraindicaciones sobre todo si se utilizan durante demasiado tiempo. Los más usados con la fluticasona, la budesonida y la beclometasona.

Descongestionantes

Estos productos alivian el goteo de la nariz y la congestión y suelen estar asociados con anihistamínicos. En caso de padecer de tensión arterial elevada o de arritmias cardíacas, se desaconseja su utilización. Además existen algunas gotas nasales que si son aplicadas durante 5 días continuados, cuentan con un efecto rebote. A nivel tópico el más utilizado es la oximetazolina y si se opta por tomarlos en forma de comprimidos, el que más se utiliza es la pseoudoefedrina.

Fitoterapia

Existen algunas plantas que pueden contribuir de una manera eficaz a reducir los síntomas de la alergia siendo algunas de las más utilizadas por ejemplo, el Llantén Mayor que ayuda a reducir los síntomas que han sido causados en las vías respiratorias por el polen. Los componentes de sus hojas resultan muy útiles para tratar las afecciones de tipo broncopulmonar.

El Marrubio por su parte, es un dilatador natural bronquial, contando con un efecto antiinflamatorio sobre la garganta y los bronquios a la vez que facilita la expulsión de las mucosas que se encuentran en los pulmones.

Medicamentos homeopáticos

Estos medicamentos pueden ser utilizados tanto por bebés, como por niños pequeños, mujeres embarazadas o cualquier otra persona que tenga que realizar alguna actividad que necesite de concentración.

La ventaja de su utilización es que tienen una gran eficacia con una ausencia total de efectos secundarios, especialmente de somnolencia, además de actuar muy rápido.

Se administran por vía sublingual, normalmente en gránulos, tratándose éstos de unas esferas pequeñas de lactosa y de sacarosa que llevan el medicamento impregnado. La dosis se puede administrar siempre que se necesite.

Los más utilizados son el Poumon histamine y el Pollens que se venden solamente en farmacias, aunque en cualquier caso se pueden administrar junto con cualquier otro tipo de fármacos, sin restar eficacia a ninguno de ellos.

A %d blogueros les gusta esto: