Acné en el cuerpo

El acné no solo es cuestión de rostro y espalda, pues en cualquier parte del cuerpo se puede presentar. Las causas principalmente son genéticas, pero también influyen la alimentación, el consumo de alcohol y el sudor Acné en el cuerpo No solo hay este tipo de enfermedad en el rostro, ya que también se presenta en el resto del cuerpo y muchas veces o la mayoría es por herencia genética, aunque hay chicas que simplemente tienen la piel muy grasosa o la alimentación puede influir para que se desarrolle. Pero de una u otra manera siempre va a ser un dolor de cabeza y un aspecto poco estético en el cuerpo de una mujer. La diferencia de la piel de la cara y del resto del cuerpo, es que puede alojar mucha más cantidad de grasa y los poros son mucho mas amplios, por lo que la aparición de granitos puede ser más severa, es más notorio  y tanto la cicatrización como la desaparición de las marcas es muy compleja. 

Algo que acompleja mucho es el hecho de no poder un vestido de baño tranquila, no poder utilizar camisetas manga sisa porque pueden verse marcas de acné o hasta los mismos granitos y provocar una actitud poco deseable en los demás. Antes de aplicar cualquier cosa, lo mejor es acudir a un dermatólogo que evalúe el problema y su gravedad y sea él quien formule medicamentos o alguna crema, pues por automedicación, a veces las cosas se pueden complicar. En cualquier lugar puede haber acné, menos en las palmas de pies y manos, pues es allí donde no hay folículos de grasa o depósitos de la misma. En ocasiones se pueden presentar mucho en aquellas zonas donde hay exceso de sudor como íngles, axilar, cuello y espalda, y a veces hasta nalgas, pero se puede controlar de cierta manera, utilizando ropa de algodón que permita la transpiración y que no acumule ni olores ni exceso de sudor haciendo que los poros se taponen. 

También es bueno cambiar la ropa. El baño y la higiene son importantes para todo el cuerpo y las aplicaciones de cremas y desodorantes, adecuadas para el tipo de piel, pues algunos productos pueden ayudar a facilitar la aparición del acné. No es bueno oprimir cada barrito que se ve pues lo que se hace es dejar marcar que difícilmente desaparecen, ni tampoco obsesionarse con el hecho de que parecerán brotes porque probablemente si pase, solo es cuestión de cuidar la piel, saber que se puede aplicar y que no y cuidar la alimentación. Los tipos de acné son diferentes, pues así como hay casos muy leves y desaparecen muy rápido sin dejar marca, también hay otros que son muy severos, graves y que producen dolor, sangrado y exceso de pus, y aunque el tratamiento es largo, también se puede controlar en algún momento, aunque es posible que si queden manchas y marcas de por vida. Para los más leves se formulan jabones, lociones y antibióticos pero para los graves ya se tienen en cuenta la luz en cada zona o algunos procedimientos quirúrgicos. A veces, también son necesarias terapias emocionales, pues este tipo de malestar en la piel, suele dejar graves daños en la autoestima de cualquier chica. 

A %d blogueros les gusta esto: