Reponerse de los excesos alimentarios de las fiestas navideñas

Comienza con las rebajas de enero en tu propia mesa para perder esos kilos ganados durante las fiestas de Navidad con unos sencillos consejos. Reponerse de los excesos alimentarios de las fiestas navideñas

Cómo recuperarse del exceso navideño

Está claro que las navidades están para disfrutarlas y aunque se desee o no, esto incluye pasarse un poco o mucho a la hora de la comida. Pero una vez la fiesta de los Reyes ha pasado, llega el momento de que tanto la mente como el cuerpo tomen conciencia de su término y empezar a tomar conciencia de que se puede recuperar el peso ganado de una manera saludable.

En apenas siete días, lo que parece ser que dura la cuesta de enero, se puede volver al peso anterior con unas medidas de salud alimentaria. La media de medio kilo y cuatro kilos que es lo habitual, tan solo requiere un par de condiciones. La primera y la más obvia, es hacer caso de las recomendaciones que se van a exponer a continuación sin hacer ninguna trampa.

La segunda es no olvidar que los milagros, por desgracia no existen, por lo que una buena salud nutricional va a depender de llevar una dieta sana y de hacer algo de ejercicio, durante todo el año.

Un reposo metabólico y digestivo es la base de la recuperación tanto física como anímica e inclusive intelectual. Un exceso de calorías en forma de dulces y de salsas logra sobrecargar tanto el estómago, como la vesícula, el hígado y el sistema cardiovascular. Una toma de alimentos en forma de verduras, zumos de frutas y ensaladas, ayuda a que la “maquinaria” del organismo descanse y le va preparando de una manera paulatina para que vuelva a la normalidad.

Favorecer una correcta depuración requiere el fomentar una buena hidratación. Durante veinte días se debe beber en cantidades más elevadas de las normales, sobre todo “entre horas” para que los desechos puedan eliminarse mucho mejor a través de la orina. Para ello se deben ingerir entre cinco y seis vasos de zumos o de agua o una mezcla consistente en tres partes de zumo de naranja y una parte de zumo de limón, ya que ayuda a limpiar el aparato digestivo.

Un truco infalible para limpiar el tránsito intestinal consiste en dejar entre cuatro y cinco pasas durante toda una noche en remojo y tomársela con un zumo al día siguiente. Si a esto se le añade el consumo de purés de hojas verdes así como el consumo de kiwis y de peras, el resultado mejorará.

Durante este tiempo se debe apostar por platos preparados al vapor, a la plancha, al papillote o al horno. También se recomienda rebajar el consumo de sal y utilizar aceite de oliva virgen extra para aderezar las ensaladas. La pesadez de estómago se puede combatir con infusiones preparadas con anís y manzanilla. El consumo de cinco raciones de verduras y de frutas al día y un espíritu lo más positivo posible, conseguirán el resto.

A %d blogueros les gusta esto: