Algas, razones para consumir este alimento de moda

A lo largo de toda la historia, son múltiples culturas las que se han beneficiado de las propiedades que tienen las algas marinas. Y es que este alimento aporta un toque distinto a los platos así como grandes beneficios desde un punto de vista tanto de la belleza como de la salud. A continuación te vamos a dar algunas razones para tomarlas.

Explosiones de sabor, color y textura

Las algas marinas son un ingrediente muy versátil para preparar diferentes platos. Su textura y color son únicos y a diferencia de lo que muchas personas creen, las algas que tienen más sabor son producidas en Europa. Ejemplo de ello son las gallegas carrageninas, los espaguetis de mar o el musgo de Irlanda entre otras muchas.

Superalimento

Este término se refiere a aquellos alimentos que tienen un potencial nutritivo que los hace muy interesantes para la salud en general. Las algas marinas,por ejemplo, tienen hasta diez veces más calcio que la propia leche, por eso son perfectas para prevenir la osteoporosis. Además, tienen unos elevados niveles de fibra, más incluso que la ciruela pasa, por lo que ayudan a combatir el estreñimiento.

Una gran cantidad de nutrientes

Las algas marinas tienen un elevada concentración de nutrientes, de vitamina A, D, E, B1, B2, C, fósforo, hierro, potasio, fibra, yodo, sodio y de pequeñas cantidades de proteínas vegetales. Una auténtica “bomba” de nutrientes que van a contribuir a regular la dieta y que provocan un efecto muy positivo sobre el organismo. Además, existen ciertas variedades que llegan a aportar hasta un 48% de proteínas.

Purifican el cuerpo

Un consumo de algas en cantidades adecuadas, constituyen un auténtico detox, puesto que la composición del agua del mar es muy parecida a la de la sangre del hombre. Algunas de las propiedades que tienen es alcalinizar la sangre, limpiar el sistema linfático, estabilizar los niveles de azúcar, reducir la absorción de metales pesados y estimular el correcto funcionamiento del hígado y de los riñones.

Adelgazan y embellecen

Las algas marinas además de contribuir al bienestar interno del cuerpo, son diuréticos, ayudando a adelgazar y a disolver las concentraciones de grasa. Protegen también la piel de la contaminación y de los rayo UV y mantienen las uñas y el cabello en un estado extremadamente saludable.

Como hemos dichos, son perfectas para una dieta de adelgazamiento ya que al aumentar de tamaño cuando entran en contacto con el agua, provocan un efecto saciante que contribuye a calmar el apetito. Por otra parte su enorme riqueza en yodo ayuda en la regulación del funcionamiento de la glándula tiroidea, que es la responsable de que se quemen los hidratos de carbono. También influye que las algas aportan mucílago, una especia de fibra que estimula el correcto funcionamiento del intestino grueso,lo que permite una correcta eliminación diaria de los residuos.

A %d blogueros les gusta esto: