Cómo curarse con tomillo y albahaca. Parte I

No sólo resultan una auténtica delicia para nuestro paladar sino que estas hierbas también cuentan con numerosos beneficios para nuestro organismo por las propiedades curativas que ofrecen. Vamos a descubrir las más importantes Cómo curarse con tomillo y albahaca. Parte I

La albahaca

Originaria de la India y de algunas regiones de África y Asia, la albahaca es una planta que llega a alcanzar hasta los 60 centímetros de alto con unos tallos frondosos que le confieren una presencia muy atractiva. Durante los meses de verano aparecen sus flores blancas con unas hojas de colore brillante y verde.

Usos en la cocina

El olor de esta planta es fuerte y dulce y su utilización se presta sobre todo a ser utilizada en todo tipo de platos especialmente los italianos y a sus salsas elaboradas con tomate. El famoso pesto por ejemplo, debe su éxito en gran parte a la albahaca.

Cuenta con un sabor ligeramente pimentoso con influencias de la menta y del clavo y para poder disfrutar de todo su sabor al máximo se recomienda que sea utilizada fresca pero congelada o seca también puede aceptarse.

Esta planta puede cocinarse o consumirse curda. Igualmente se puede cortar, macerar o añadir sus hojas enteras en las ensaladas.

Las flores blancas de la albahaca también se pueden comer y son empleadas con bastante frecuencia para decorar diversos platos gourmet.

Resulta especialmente agradable al paladar cuando se incluye en aquellos platos que llevan pescado, pasta, arroz, cordero, huevos o quesos. También combina perfectamente con el tomillo, el limón o el ajo.

Como ambientador resulta perfecta si atamos un ramo de albahaca  y lo colocamos en cualquier lugar de la cocina para permitir que su fragancia invada todo el ambiente de alrededor.

Usos medicinales

Al pertenecer a la familia de la planta de la menta es muy utilizada para tratar trastornos digestivos y es que una infusión de albahaca ayuda en cualquier proceso digestivo.

Además la albahaca alivia el dolor de estómago, evita el estreñimiento y controla las náuseas y los vómitos.

También se recomienda para intentar aliviar dolores de cabeza sobre todo cuando éstos tienen su origen en la ansiedad, el estrés o la tensión ya que la albahaca cuenta con propiedades sedativas.

Aunque todavía no se han llevado a cabo estudios específicos sobre los usos terapéuticos de esta planta así como sus beneficios en el ser humano, lo que es cierto que algunos estudios clínicos que sí que se han realizado, han logrado comprobar que una cataplasma hecha con semillas de albahaca y que sea aplicada en lesiones de la piel, cuenta con un efecto antibacteriano.

Si la empleamos como enjuage bucal lograremos controlar situaciones en las que haya aftas, tan sólo hirviendo dos puñados de dicha planta por litro de agua y dejar que cueza. Cuando se haya enfriado se pueden empezar a hacer los enjuagues.

Así mismo el consumo de albahaca estimula en las mujeres que están dando el pecho a sus hijos, la secreción de sus glándulas mamarias si se toman dos tazas diariamente de un cocimiento preparado con hojas de albahaca.

A %d blogueros les gusta esto: