Que la espalda no te de "la espalda"

La espalda puede jugar en ocasiones malas pasadas, aunque pueden ser tratadas las dolencias y malestares que provocan, pero hay otras veces en las que por diversas causas, se pueden intensificar los dolores y transformase en algo crónico que si no es cuidado puede llegar a ser intervenido hasta con cirugía. Que la espalda no te de "la espalda" Miles de mujeres sufren constantemente de dolores de espalda originados por muchas razones y que pueden ocasionar diversas consecuencias dependiendo de la intensidad del malestar, pues así como puede ser un leve dolor también pueden presentarse fuertes punzadas o espasmos que van desde el cuello hasta la cintura.Cualquier chica puede sufrir de dolor de espalda, pero hay ciertos factores que influyen para que se presente, por ejemplo:
– El avance en la edad puede ser bastante importante, ya que con el paso del tiempo la espalda pierde fortaleza, los movimientos de años anteriores empiezan a repercutir y es aproximadamente entre los 30 y 40 años de edad donde las dolencias se manifiestan.

– La actividad física es esencial, pues cuando existe el sedentarismo los músculos tienden a recogerse y quedarse estáticos, siendo el dolor insoportable.

– El peso es un factor que puede aumentar o reducir el dolor, pues puede ser por peso general de cuerpo o por ciertas partes como el busto de gran tamaño.

– Otras enfermedades pueden generar malestares en la espalda como consecuencia de padecerlas, por ejemplo el cáncer o la artritis.- Los esfuerzos mal realizados son la principal causa de este padecimiento, ya que empujar, halar o levantar incorrectamente general ciertas alteraciones que pueden pasar si se mejoran las posturas. También se tienen en cuenta trabajos continuos en los escritorios o frente a un computador, pues generalmente las posiciones no son las mejores y los daños pueden terminar en una escoliosis.

– El hábito de fumar puede generar deficiencias de llegada de nutrientes a la columna, la tos provoca dolores de espalda y como es complejo abandonar la costumbre de fumar, es probable que los dolores se demoren en desaparecer.

– Otras afecciones orgánicas pueden derivar en la aparición del dolor: discos lesionados, espasmos musculares o hernias.

Hay razones más comunes por las que puede dolerle la espalda a una chica: embarazo, cólicos o infecciones vaginales u orinarías.Las medidas preventivas son básicas y efectivas, como la práctica del ejercicio diariamente, no es necesario que sea excesivo pero si continuo, y por último es bueno conservar la postura adecuada para cada tipo de actividad, pues debe mantenerse la columna derecha para evitar desviaciones.Algunos malestares se sanan con reposo, cambios de postura, masajes o medicamentos que relajan los músculos, pero hay casos en los que es necesario visitar al médico: adormecimiento o cosquilleo, dolor intenso que no alivia con ninguna de las anteriores soluciones, dolor acompañado de síntomas como orina con dolor, adormecimiento de piernas, fiebre o pérdida de peso si razón alguna. Hay diferencias de dolores, pues algunas mujeres pueden presentar el primero que es de tipo agudo que dura poco tiempo y se genera por levantar objetos pesados, el segundo es llamado crónico y dura más de 3 meses, aunque es menos común.

Tratamientos comunes

Dependiendo del tipo de dolor, los siguientes tratamientos pueden ser bastante efectivos, si finalmente no hay resultado, lo mejor es consultar un especialista.
– Compresas calientes y frías, aunque se pueden usar por separado el resultado es optimo cuando se combinan pues los músculos se relajan rápidamente. El calor ayuda a reducir espasmos y el frio reduce la hinchazón y el dolor. 
– El ejercicio acompañado de terapias físicas puede reducir el dolor, aunque debe ser evitado en los dolores agudos, pues a veces pueden afectarse discos de la columna. 
– Tambien los masajes y algunas soluciones homeopaticas pueden ser una solucion efectiva.
– Los medicamentos más comunes son los analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares.
– Cambios de conducta mientras se trabaja, se realizan movimientos repetitivos y de fuerza, además de fumar. 
– Cirugía, pero en casos muy extremos. Se usa como medida final cuando no sirven los anteriores. 

A %d blogueros les gusta esto: