Aprende a prevenir el dolor de cervicales

1El dolor de cervicales en ocasiones puede ser intermitente y otras veces demasiado continuo para quienes lo padece. La mitad de la población siente a menudo un dolor cervical, pero con algunas pautas puedes lograr que el cuello no se resienta. Aprende cómo.

El libro o el móvil

Cuando entre tus manos tengas el móvil o un libro, si los sujetas en paralelo hacia tus ojos te vas a ahorrar inclinar el cuello a la hora de leer. De esta manera evitarás que te acabe doliendo.

La forma de dormir

Lo primero que tienes que averiguar es si tu almohada te sobrecarga o te ayuda. Para que el cuello no sufra nada mientras estés durmiendo, hazlo de lado y con la cabeza apoyada en una almohada que no sea demasiado alta ni baja. Acostúmbrate también a poner un cojín entre las piernas para que las cargas se repartan entre todo el cuerpo.

Ejercicio matinal

Es muy fácil que los nervios se agarren a las cervicales y a los hombros, lo que provocará contracturas. Para evitar esto gira la cabeza hacia los lados como si estuvieras diciendo que no. Después haz una media rotación hacia delante con la barbilla pegada en el pecho y hacia un lado y otro de los hombros. Repite cinco veces.

Piensa en positivo

Si sufres dolor de cervicales debes preguntarte también como te encuentras de ánimos. Las personas que se encuentran desanimadas o tristes suelen andar con la cabeza baja y ello puede suponer una sobrecarga en las cervicales. Esta es otra razón para cambiar tus pensamientos y ver la parte más positivas de las cosas.

Los pies

El uso continuo de tacones puede multiplicar la tensión que la columna tiene que soportar. Por eso debes elegir un calzado que tenga un tacón entre dos y cuatro centímetros.

Los músculos

Nuestros músculos necesitan proteínas ya que resultan fundamentales para mantener un correcto tono muscular. Opta por el pescado azul ya que así añadirás Omega 3 en tu dieta,  nutriente que tiene un elevado efecto antiinflamatorio.

El potasio es un mineral que resulta imprescindible para un desarrollo muscular correcto. El brócoli, el plátano y todos los cítricos son una excelente fuente de potasio.

La bromelina, fibra que contiene la pina, tiene igualmente unas grandes propiedades antiinflamatorias que resultan muy eficaces para aliviar el dolor muscular.

Movimientos sencillos

Con una mano apoyada en un lado de la cabeza, haz fuerza sobre ella intentando no mover las articulaciones del cuello. Tienes que sentir cómo la mano y la cabeza ejercen fuerzas contrarias. Aguanta en esta postura entre cinco y diez segundos.

A continuación repite con el lado contrario y después sitúa la m ano primero por delante y después por detrás de la cabeza. Ten cuidado con el cuello y dirige tus ojos hacia el lugar en el que estás trabajando.

Para liberar la tensión de la espalda siéntate y une las plantas de tus pies y lleva las dos manos hacia ellos mientras flexionas con suavidad el tronco hacia la parte delantera. Los hombros tendrán que estar bien relajados.

Si notas que la espalda está muy tensa, algo que por otra parte es muy común, lleva tu pelvis hacia adelante y hacia atrás, centrando la atención en el movimiento que estás realizando.

A %d blogueros les gusta esto: