Onagra y mujeres

La onagra también es conocida como prímiula, siendo su aceite muy rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, así como en aminoácidos y otros compuestos muy saludables.

Esa planta “femenina”

El aceite de onagra consigue aportar unos grandes beneficios en la salud de las mujeres y es empleado durante la menopausia ya que alivia la retención de líquidos, la sequedad de las mucosas y los sofocos. También se emplea en la regulación de la menstruación y para tratar otros trastornos femeninos.

Su aplicación más popular es la del síndrome premestrual, debido a que tiene un elevado contenido en ácido gamma linoléico que contribuye a la segregación de la prostaglandina E1, una hormona que reduce los procesos de inflamación, disminuyendo por tanto la sensibilidad en los pechos, la hinchazón abdominal y las náuseas.
Por sus propiedades se encuentra también relacionada con el embarazo, e incluso en casos de infertilidad, así como en la reducción de los quistes de ovarios.

Otras aplicaciones

Además de los evidentes y beneficiosos usos que tiene eta planta originaria de América del Norte, se emplea para regularizas las anomalías de los ácidos grasos esenciales, mejorar los trastornos de próstata en los hombres, reducir los niveles de colesterol, disminuir la presión arterial, favorecer la dilatación de las arterias y prevenir las varices, hemorroides y flebitis, regular la liberación y la acción de los neurotransmisaores del sistema nerviosos y para favorecer la pérdida de peso.

Además en caso de diabetes, el uso de este aceite es muy útil puesto que ayuda a mantener los niveles de insulina estables y así como a prevenir los efectos secundarios que provoca esta enfermedad en el sistema nervioso en ciertos pacientes que se encuentran con entumeciminento u hormigueo en sus miembros.

Protege también el sistema digestivo y tiene un papel positivo en el alivio de los efectos negativos que vienen provocados por el síndrome de abstinencia alcohólica. Protege el hígado contra los efectos negativos del alcohol y es muy útil para el tratamiento de algunas patologías digestivas como la colitis ulcerosa.

Alicia la psoriasis, mejora el acné, previenen el envejecimiento de la piel, alvia los síntomas de eccema y se emplea para tratar las uñas débiles, la caspa y la caída del cabello, ya que mejora la falta de riego sanguíneo a los folículos del cabello.

Un estudio reciente ha demostrado que el aceite de esta planta también tiene la capacidad de inhibir el oncogén Her-2 en células cancerosas humanas. Dicho oncogén está relacionado con la aparición el comportamiento agresivo de los cánceres de estómago, de ovario y de mama. El ácido gamma linolénico que se encuentra en cantidades muy grandes en el aceite de onagra, consigue suprimir hasta en un 90% la expresión de este oncogén que además incrementa entre treinta y cuarenta veces la efectividad de ciertos fármacos utilizados para el tratamiento de cáncer de mama.

A %d blogueros les gusta esto: