Aprende cómo hacerte las uñas de gel en casa

sLas uñas de gel en la actualidad están muy de moda, puesto que son la solución mejor para lucirlas perfectas siempre. Pero mantenerlas en buen estado supone que se debe hacer la manicura cada dos meses como minino en un centro especializado, algo que supone un desembolso de dinero que puedes evitar. Y es que existen kit especiales que te permiten hacer las uñas de gel en casa de una manera muy sencilla y que cuentan con todos los materiales necesarios para hacerlo incluso en varias ocasiones y todo ello por un precio muy módico. Descubre algunos consejos para que tú misma puedas hacértelas en casa de una manera muy sencilla.

Paso número uno

Comienza cortando y limando las uñas, dándoles unas forma redondeada. Después usa una lima más gruesa para lograr retirar todos los residuos de anteriores tratamientos. Además con ello conseguirás que el gel nuevo se agarre con más facilidad a tu uña. Termina limpiando cualquier resto que haya podido quedar con un poco de acetona.

Paso número dos

Lava bien tus manos con un jabón, preferiblemente antibacterial, antes de continuar con la elaboración de tus uñas de gel.

Paso número  tres

Con un palo de naranja comienza a arrastrar hacia atrás las cutículas de las uñas. Aplica a continuación un aceite especial para esta zona para conseguir ablandarlas. Es muy importante que arregles bien las cutículas para que el gel no las consiga tocar en ningún momento. Pero ante todo, no las cortes.

Paso número cuatro

Escoge el tip que desees o la base de uña que prefieras para comenzar a elaborar tus uñas. A continuación aplica un poco de pegamento sobre ella y otra gota en la uña y pégalo en la zona blanca de la misma.

Paso número cinco

Una vez esté todo bien pegado, corta con un cortauñas especial para este tipo de material, hasta conseguir el largo que desees tener en tus uñas. Lima y vete dándole la forma que quieras a tus nuevas uñas.

Paso número seis

Con la ayuda de un pincel ve cogiendo una capa de gel y extiéndela por toda tu uña, siempre con la precaución de no tocar la cutícula. Debes recordar que si el gel se encuentra demasiado espeso, puedes ponerlo un rato al baño María para que se ablande un poco y puedas manejarlo con mayor facilidad.

Paso número siete

Una vez tengas colocadas todas las uñas, mételas dentro de la lámpara especial para el secado durante unos tres o cinco minutos y limpia a continuación el exceso del gel.

Paso número ocho

Cuando hayas retirado el exceso de gel, vuelve a repetir el paso siete una vez más.

Paso número nueve

Pule la uña con la lima una vez más y aplica la laca que desees al final, como si fuera un pintauñas.

Paso número diez

Decora tus nuevas uñas para conseguir el aspecto que quieras conseguir y comienza a lucirlas.

 

A %d blogueros les gusta esto: