Aventuras anti-rutina

Es normal que con el tiempo la vida se vuelva un poro rutinaria o que carezca de grandes emociones. Si se tiene un poco de coraje y ganas de sentir adrenalina, los deportes que se detallarán a continuación ofrecerán una excelente aventura, para al fin poder salir del comportamiento habitual. Aventuras anti-rutina La mayoría de los deportes extremos suelen ser tildados como peligrosos y exclusivos de los jóvenes, pensamiento que está totalmente errado, ya que muchas de éstas prácticas suelen ser seguras, controladas y de poco requerimiento físico. Además nunca está de más planear una pequeña aventura ocasional, para sentirse vivo y al límite, aunque sea solo una vez en la vida. 

Paracaidismo. Este deporte consiste en la técnica de salto con paracaídas, que puede realizarse desde una avioneta, un helicóptero o un globo aerostático. Su finalidad suele ser recreativa o deportiva, aunque puede ser de transporte como en casos militares. El deporte no hace diferencias, ni limita a nadie, casi cualquier persona con debido conocimiento, instrucción y supervisión puede practicarlo, excepto las que parezcan de alguna enfermedad contradictoria, como cardíaca. 
Si se es inexperto o principiante, una variante del paracaidismo convencional es el Salto Tándem, donde saltan dos personas: un instructor y un pasajero. La formación dada en tierra dura aproximadamente unos diez minutos, donde se repasan principalmente los aspectos de seguridad del pasajero. Se usa un arnés bien ceñido al cuerpo del pasajero que está unido al del instructor, de manera que la abertura del paracaídas la realiza el experto en el momento oportuno brindando seguridad. El salto suele realizarse a una altura media de cuatro mil metros de altura. 

Ala Delta. Es un deporte donde se planea por el aire con un aerodeslizador sin motor, su despegue y aterrizaje se efectúan a baja velocidad por lo que suele hacerse a pie saltando de algún risco o ladera. Esta práctica es cercana a uno de los sueños más perseguidos por el hombre, volar. Se pueden sentir los cambios de temperatura en el aire, y se produce la sensación de flotar sobre la tierra, haciéndolo a uno parte de la altura como un pájaro en vuelo. 
Si se es principiante o solo se desea probar el viaje una vez, se puede realizar Tándem Ala Delta, donde el vuelo se realiza junto a un instructor con experiencia. Los equipos suelen ser brindados por la agencia que provee el viaje y suele haber una pequeña charla previa donde se explican todos los aspectos de la seguridad del pasajero. La actual tecnología para el aladeltismo permite alcanzar los ochocientos kilómetros de distancia y varias horas de vuelo.

Paintball. Esta práctica a diferencia de las anteriores es lejos de las alturas. Consiste en un de juego de estrategia por equipos, donde cada participante posee una «marcadora», es decir, una pistola de pintura accionada por aire comprimido.
Se practica en lugares especiales, donde a los participantes se los provee de un equipamiento seguro y un área con obstáculos y zonas para cubrirse de los disparos de pintura. La finalidad es eliminar a los jugadores del equipo contrario o alcanzar la bandera del otro equipo. Esto se logra usando las bolas de pintura que lanza la marcadora, si un jugador es alcanzado por una de éstas es eliminado de forma transitoria o permanente del juego. 

A %d blogueros les gusta esto: