Barbacoa muy baja en calorías

Puedes conseguir convertir una barbacoa de lo más hipercalórica en una mucha más saludable eligiendo carnes magras y utilizando salsas elaboradas en casa con productos naturales, por ejemplo. Barbacoa muy baja en calorías

Barbacoa clásica

Cuando se piensa en una barbacoa es inevitable no imaginarse la panceta, el chorizo o la morcilla sin poder imaginarnos que estos alimentos con tan alto contenido en calorías no se encuentren en este clásico de verano, pero lo cierto es que sí que es posible preparar una rica barbacoa muy baja en calorías.

Carne

Se puede preparar una barbacoa con carne, sí, pero que tenga menos grasa. Por eso se recomienda recurrir a las carnes magras como la de pollo o la de pavo y se pueden utilizar tanto la pechuga como los pavos de estos animales. Es posible preparar unas brochetas en las que se vayan intercalando verduras con una rica salsa elaborada en casa a base de yogur desnatado y de pepino.

Pescado

Aunque es cierto que los productos procedentes del mar no suelen estar presentes en una barbacoa, se pueden añadir a ésta y conseguir deliciosos y sabrosos platos como por ejemplo unas ricas sardinas a la brasa, que además de ser muy beneficioso para el sistema cardiovascular por su alto contenido en omega 3, resulta muy jugosa cuando se preparan asadas.

Verduras

También puedes optar por dar un toque verde a tu parrilla Y es que las verduras tienen un gran potencial nutritivo si se cocinan a la brasa. Puedes apostar por los espárragos verdes, por las berenjenas, por el pimiento, por el calabacín o por el tomate que se pueden preparar en rodajas o en forma de brochetas.

Un aperitivo muy saludable

Se recomienda acompañar con una ensalada la barbacoa y a la hora de tomar el aperitivo se deben evitar todos aquellos alimentos que no tienen vitaminas y que contienen calorías vacías como por ejemplo las golosinas o las patatas fritas. En su lugar se pueden sustituir por frutos secos crudos como pepinillos o almendras.

La bebida

La bebida sin duda más aconsejable para tomar en una barbacoa es el agua que aparte de hidratarnos propicia una digestión mucho más ligera y que permitirá saborear mejor los alimentos.

 

No se recomienda el consumo de bebidas con azúcares ya que dificultan que los alimentos se procesen correctamente de igual manera que el alcohol, aunque sí se puede tomar un vaso de vino tinto  ya que tomado en pequeñas cantidades ayuda a mantener los niveles correctos de colesterol en la sangre.

El postre

Para terminar con la barbacoa se aconseja tomar fruta con piel para lograr aprovechar su elevado contenido en fibra. Se puede preparar en rodajas, exprimidas en zumo o en forma de macedonia. También es posible apostar por un postre líquido como una limonada, un granizado o la popular horchata, que preparada a base de chufa, contiene un elevado aporte en vitamina B9 que es esencial para el metabolismo energético, así como para reducir la fatiga y el cansancio y favorecer el correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

A %d blogueros les gusta esto: