Belleza con chocolaterapia

La chocolaterapia es una técnica que permita hidratar, suavizar y relajar la piel y el organismo en general. Belleza con chocolaterapia El chocolate no solo sirve para aportar calorías y ganar peso, por el contrario, es uno de los elementos que más se usan para lograr diversos resultados de belleza y solo hay que ver miles de productos en el mercado y enfocados en la belleza que son a base de chocolate y que proporciona efectos muy positivos. En los cosméticos los tienen referenciados como hidratantes y nutritivos para la piel, ayuda a reducir la celulitis, elimina el estrés y proporciona elasticidad en la piel. 

Esto mismo y algo mas es lo que trata de encontrar la chocolaterapia, una manera natural de reconfortar y relajar el cuerpo, además de reducir los signos de la edad y proporcionando una suavidad increíble. Normalmente se una cacao en la totalidad y se diferencia en el comestible es que es muy amargo pero se puede comer también. Normalmente dura unos 60 minutos para el masaje solo corporal y si es del rostro dura aproximadamente unos 20 minutos. El proceso consiste en mezclar el cacao con algunas sales naturales y se extiende sobre todo el cuerpo acompañado de un masaje suave en todo el cuerpo. Después de 8 minutos se aumenta la presión de los masajes ya que deben ser vigorosos y permitan mejorar la circulación y reducir los efectos del estrés, como la tensión del musculo.  

Una vez que se acaba con los masajes, se hace un baño con una ducha vitalizante que tiene además de retirar el chocolate, estimula el sistema nervioso.Es tan efectiva que hasta los hombres están adquiriendo las prácticas femeninas que visitan los centros estéticos aunque no es la única manera de lograrlo, pues también se puede hacer una especie de chocolaterapia casera preparando la mascarilla de una manera muy fácil y rápida. Esta consiste en mezclar media taza de cacao en polvo, 3 cucharadas de crema para batir, un cuarto de taza de miel y 3 cucharadas de avena en polvo que se obtienen licuando hojuelas durante unos minutos. Para calentarla se puede introducir en el horno microondas pero no hay que dejarle mucho tiempo y antes de aplicarla hay que probar la temperatura y evitar quemaduras. Deben evitarse el área de los ojos y la boca. Pasados 15 minutos se retira con una toalla mojada en agua tibia. El resultado será una piel revitalizada y limpia.

A %d blogueros les gusta esto: