Buenas razones para comer chocolate

El chocolate protege nuestro corazón, es antihipertensivo, ayuda a conservar nuestra memoria, cuida las arterias, aporta antioxidantes y por si esto fuera poco, ingerir chocolate negro nos ayuda a sentirnos mejor puesto que estimula ciertas áreas de nuestro cerebro. Buenas razones para comer chocolate

Fuente de antioxidante

El chocolates está considerado como una fuente de antioxidantes naturales los cuales se ha podido demostrar que nos proporcionan una buena salud. Son conocidos porque ayudan a reducir el riesgo de llegar a contraer enfermedades que van desde problemas de corazón hasta el cáncer. También ayudan a mejorar el flujo sanguíneo y a mantener los niveles de colesterol sano controlados, así como a reducir el nivel de la tensión sanguínea.

Protege el corazón

Gracias a sus componentes antiradicales libres, este alimento cuida la salud de nuestras arterias, evitando que la circulación sanguínea se bloquee. Por la misma razón reduce la tensión de la sangre, manteniéndola en los niveles correctos y previniendo la hipertensión.

Controla el azúcar en sangre

El chocolate corriente es dulce debido al agregado de leche y de azúcar en su preparación, pero el colócate negro por su parte tiene un índice de azúcar tan bajo que no afecta para nada el nivel de azúcar en nuestra sangre. Además el cacao y el chocolate negro cuentan con un  antioxidante conocido como flavonol que ayuda a mantener el correcto funcionamiento de las células para que puedan controlar dicho nivel de azúcar.

Minerales vitales

El chocolate negro está preparado a base de cacao, semilla que es una fuente natural de algunos minerales indispensables para nuestra salud. Una barra de este chocolate negro nos provee de cantidades muy interesantes de magnesio, cobre, calcio, potasio y hierro, todos ellos minerales vitales para tener un buen estado de salud.

Ayuda para el cerebro

El chocolate nos ayuda a sentirnos bien pues aporta algunos estimulantes naturales que benefician la memoria y nuestro estado anímico. Entre ellos cabe destacar la cafeína, la teobromina y la feniletilamina.

La teobromina es un aminoácido que aunque nos es tan fuerte como por ejemplo la cafeína, se ha demostrado que puede aliviar por ejemplo, la tos.

Por otra parte la cafeína despierta y estimula los sentidos. Una barra de chocolate negro de 50 gramos nos aporta 27 miligramos de cafeína.

La feniletalamina por último, puede que sea la causante de esa sensación placentera que se produce cuando se come chocolate. Este estimulante libera endorfinas en nuestro cerebro que son las responsables de encontrarnos mucho mejor.

En cualquier caso es importante recordar que no debe tratarse de consumir cualquier tipo de chocolate, sino la versión más pura de éste es decir, la que va preparada sin leche, puesto que ésta interrumpe la absorción tanto de los antioxidantes como de cualquier otro compuesto de los que el chocolate trae consigo, por lo que se desperdician los beneficios de dicho alimento.

También resulta importante aclarar que en contra de lo que se cree, el chocolate no crea adicción por mucho que se piense que nuestro cuerpo nos lo pida, pues tan sólo aporta sustancias que nos producen sensaciones muy placenteras además de aportar un agradable sabor.

A %d blogueros les gusta esto: