Cambia de look con unos sencillos consejos

¿Estás harta de verte siempre igual y quieres actualizar tu look para gustar a todo el mundo y especialmente a ti? Elige el que sea tu favorito entre los siguientes y pide a tu peluquero que lo haga o si eres unan persona atrevida y mañosa, podrás hacértelos tú misma en casa. Cambia de look con unos sencillos consejos

Rizos de muñeca

El primer paso será cortar la parte de la melena posterior bien recta por debajo de tu nuca. Une la zona delantera para darle una forma redondeada. Después levanta el pelo en forma perpendicular a la cabeza para poder efectuarles un degradado que consiga respetar las longitudes iniciales.

Si quieres cambiar también de color puedes aplicar un rubio calor a unos centímetros de distancia de las raíces y haciendo forma de zigzag para darle un toque más atrevido.

Separa la capa inferior de tu cabello y comienza a rizarla con la ayuda de una tenacilla que tenga un grosor medio. Baja las capas del cabello y rízalas hasta terminar en la capa más alta donde no debes rizar hasta la raíz. Repasa con los dedos y echa laca.

Una nueva coleta

Recógete todo el cabello en una coleta tirante y alta, insistiendo muy bien con el peine para que queden perfectas las raíces. Extrae un mechón de un grosor medio del pelo recogido en la coleta y enróllalo alrededor de la goma para engancharlo con ésta o con la ayuda de una horquilla por debajo.

Riza toda la coleta con la ayuda de unas tenacillas que sean más bien anchas y pasa después los dedos para conseguir abrir más el rizo. Por último, fija tu peinado con una spray de fijación que sea fuerte.

Consigue un look rompedor

Antes de cortar el pelo puedes optar por decolorar toda tu melena con un rubio que sea superaclarante pero natural.

Separa el pelo de la parte más alta de la cabeza y cárdalo para intentar darle todo el volumen que puedas. Llévalo hacia atrás, sin aplastarlo y sujétalo por debajo de la coronilla.

Peina todo tu pelo hacia un lado y hacia atrás, lo más tirante que puedas y sujétalo igualmente por debajo de tu coronillas.

Finaliza crepando un poco el pelo y después fijándolo con un poco de laca.

Un recogido informal

Mientras tengas aún el pelo húmedo, enróllalo todo en unos rulos que sean más bien finos. Usa un poco de espuma para fijarlos bien. Una vez que ya tengas el pelo seco, suéltalo y procede a peinarlo con tus manos.

Separa dos zonas bien diferenciadas con una raya que vaya de una oreja a la otra. Peina la parte posterior hacia arriba también con las manos y sujeta con horquillas o clips, dejando algunas puntas sueltas.

Después separa el flequillo y peina el resto del cabello de la parte delantera hasta la parte de atrás de igual forma.

El flequillo lo puedes partir con una raya hacia un lado y repasarlo bien con un peine y con abundante laca para que no se mueva.

A %d blogueros les gusta esto: