Una melena perfecta en minutos

pelo1Tener el pelo dominado durante los meses de verano puede convertirse en toda una hazaña: las puntas castigadas por el sol, el pelo encrespado por la humedad, mechones ondulados nada más llegar a la playa…..Descubre algunas soluciones rápidas que te van a sacar de cualquier apuro.

Peinado impecable

Ya sabemos que la humedad del ambiente consigue hacer estragos en el cabello, deshaciendo los rizos más definidos y ondulando las melenas más disciplinadas y lisas. Si tienes el pelo rizado y quieres que tus bucles se mantengan inalterables, aplícate, con el pelo todavía húmedo, una nuez de espuma antifrizz para potenciar el rizo. Si ves que se te reseca el pelo, puedes mezclarla con un poco de bálsamo moldeador.
Si tienes el pelo liso y por el efecto de la humedad se te riza, antes de proceder a secártelo, extiende una loción alisadora, preferiblemente en aceite si el cabello está muy seco. Cuando salgas de noche o cuando vayas a la playa, lleva contigo un bálsamo alisador en spray que es muy sencillo y fácil de aplicar.

Sanear las puntas

La sal del mar, el cloro de las piscinas y los rayos del sol, deshidratan el pelo y le quitan brillo. Las puntas, que son mucho más vulnerables a las agresiones del exterior, se llegan a convertir en la zona que más daño sufre. Para ello necesitan la máxima protección. Si el color de éstas está muy desgastado o muy seco al tacto, puedes aplicar un sellador de puntas. Y es que cuanto más sanas estén tus puntas, más movimiento y más relieve va a adquirir tu melena. Para conseguir que tu cabello esté mucho más brillante, aplica en aceite, en sérum o en spray, un potenciador de brillo para que tu pelo pueda atrapar toda la luz bajo el sol.

Raíces chafadas

Aunque tengas un cabello muy fino, no tienes por qué resignarte a que se vea sin vida y lacio. Si se te chafa a la mínima ocasión, incorpora a tu rutina diaria de belleza capilar un voluminizador de raíz. Al salir de la ducha, envuélvete la cabeza con la toalla con la que te secas el pelo, en forma de turbante y conseguirás que se vaya secando con la raíz más elevada. A continuación aplica el voluminizador de raíz y colócate con la cabeza hacia abajo mientras vas ahuecando con los dedos el cabello para terminar con un golpe de aire caliente con la ayuda del secador.

Para disimular el efecto raíz

Si no tienes tiempo para ir a la peluquería, sal del apuro variando la raya del pelo de lado y dirigiendo los mechones del centro hacia delante. Si llevas un peinado que no tiene una raya precisa, intenta que esté lo más desdibujada posible y así conseguirás esconder mejor la raíz. En cualquier caso el color de las raíces se nota mucho menos en cabellos que tienen mucho volumen, así que no utilices coletas ni recogidos muy tirantes así como alisados extremos, porque ponen más en evidencia esta situación.

A %d blogueros les gusta esto: