Los recogidos más favorecedores

Ya sea una celebración multitudinaria o una cena con algunas amigas, seguro que te gustará ir bien peinada. Si no tienes tiempo para ir a la peluquería y eres un poco mañosa, te vamos a ofrecer algunos peinados que podrás realizarte tú misma en casa y con los que dejarás a todos con la boca abierta.

Reinventando el moño clásico

Este extremado y elegante moño es mucho más sencillo de realizar de lo que pueda parecer en un principio. Con un mínimo esfuerzo vas a poder conseguir un resultado perfecto.

Antes de hacerlo debes lavarte el cabello y si puede ser el día anterior, mucho mejor, ya que el cabello te resultará mucho más sencillo de manejar. También puedes optar por usar con anterioridad un champú seco para así texturizar la melena.

Comienza cepillando y alisando bien el pelo. Después haz una coleta en la parte más alta de la cabeza enrollándola con forma de caracol y fijándola con unas horquillas.

Se puede adornar el moño con un coletero de terciopelo o con un lazo de raso. Lograrás un efecto mucho más pulido aplicando un gel fijador extra fuerte.

Este mismo tipo de recogido puede realizarse en la nuca y lograr un moño de bailarina. Si buscas un look más despeinado, en vez de enrollar la coleta, opta por crepar las raíces y disparar las puntas. Si prefieres un moño trenzado, hazte dos trenzas bajas y después enróllalas entre ellas.

Coletas

Para realizar este peinado tan fácil como espectacular, aplica un poco de espuma capilar después de lavarte el pelo para así ganar más volumen.

Si estás buscando una coleta pulida, peina el pelo y aplica un poco de gel fijador. Si buscas un resultado más natural, no realices este paso.

A continuación sujeta la coleta en la parte alta de la cabeza con un coletero del mismo color que tu pelo o transparente, dejando suelto un mechón que después enrollarás alrededor.

Carda las raíces con ayuda de un peine fino y da un poco de forma a las puntas con ayuda de unas tenacillas o de unos rulos. Una variación es hacer un moño enrollado con la mitad de la coleta mientras se deja suelto el resto del pelo.

Otra opción es peinar una o dos trenzas y enrollarlas entre ellas. Se puede hacer también una coleta baja y darle un toque más festivo con un lazo o un accesorio brillante.

Estilo romántico

Para lograr un resultado desenfadado y más natural este estilo es perfecto. Para realizarlo lo mejor es rizar previamente la melena a la que se habrá aplicado primero un poco de espuma de cabello. Y es que las ondas, especialmente si son grandes, otorgan más volumen a cualquier recogido lo que permite conseguir un resultado mucho más profesional.

Hay que peinar el cabello hacia el lugar en el que se quiera hacer el recogido, bien en la nuca, arriba o hacia un lado, retorciendo los mechones entre sí y fijándolos con horquillas. Para lograr un toque más bohemio se pueden dejar algunos mechones sueltos. Aplica un poco de laca para que se mantenga intacto y ¡listo!

Trenzando algunos mechones entre sí, se consigue un resultado más elaborado y original. Se puede adornar este recogido con accesorios tipo joya, diademas tipo helénica, perlas, flores, etc.

A %d blogueros les gusta esto: