Chakras: ¿Qué son?

Se conoce como chakras a unos puntos de energía que si se encuentran en equilibrio potencian nuestra energía vital consiguiendo un mayor bienestar tanto mental como físico. Ya sea por curiosidad o por querer encontrar una solución para ciertas dolencias que no se han podido curar con la medicina tradicional, lo cierto es que muchas personas llevan optando en los últimos años por diferentes tipos de terapias que provienen de la medicina oriental. Y es que este tipo de teorías se centran en conseguir un equilibrio mental, físico y energético para tratar diferentes problemas de salud.

¿Qué son los chakras?

El término chakra viene del sánscrito y significa disco o círculo. Según el hinduismo, los chakras son siete centros de energía ubicados en distintas partes del cuerpo y funcionan como válvulas que regulan el flujo de energía, y que dependiendo de su situación, varían en su velocidad y fuerza vibratoria.

En la India se piensa que el aire que se inhala y al que se conoce como «energía prana», recorre todo el cuerpo para dar fuerza a los centros de energía. Los chakras reciben y distribuyen esta energía para optimizar las funciones de diversas partes del cuerpo.

¿Dónde se encuentran los chakras y para qué sirven?

Los chakras están alienados desde a base de nuestra columna vertebral hasta el vértex, y para algunos budistas e hinduistas, estos centros energéticos se distribuyen en seis zonas del cuerpo, aunque otros autores piensan que existe un séptimo chakra que se ubica en la coronilla.

El chakra raíz o muladhra se encuentra entre los genitales y el ano y conecta con las glándulas conrticoadrenales. Se bloquea por el miedo por lo que que dejar que se muestre con claridad para liberarlo.

El chakra sacro se conecta con las glándulas suprarrenales y se bloquea con la culpa, por lo que liberarse de ella y saber perdonar. El chakra del plexo solar situado dos dedos por encima del ombligo, se conecta con el estómago, el hígado y el bazo y se bloquea por la vergüenza.

El chakra del corazón se conecta con la glándula del timo y se bloquea por el dolor. El chakra de la garganta se encuentra ubicado en esta zona y se conecta con la glándula tiroidea. Se relaciona con la comunicación. El chakra del tercer ojo o ajna, se localiza entre los dos ojos y tiene conexión con la glándula pituitaria. Esta asociado con el sabor y la intuición y se bloquea con la ilusión. En la coronilla se encuentra el chakra de la corona o el sahasrara, conectado con la glándula hipófisis y la conexión con la energía cósmica. Se bloquea por los lazos mundanos.

Mantener los chakras limpios

Los chackras se encuentran relacionados con nuestros sentimientos, pensamientos y hábitos, por lo que cuando se logra un equilibrio con éstos, nuestra energía vital se potencia y logramos disfrutar de una sensación de bienestar mental y físico muy fuerte.

Si nuestra forma de vida o nuestros sentimientos no son saludables, los chakras comienzan a deteriorarse provocando un desbalance que se llega a notar en la salud, en las relaciones y en el estado mental. Por eso cuando los tenemos limpios y sin que nada interfiera en su flujo energético, se disfruta entre otras cosas de mayor claridad mental, de una energía vital constante, de una mejor calidad de sueño, de mejor salud y de mayor capacidad de concentración.

A %d blogueros les gusta esto: