Cómo ganar la guerra a las estrías

Las estrías es una de las palabras que más angustia genera en el diccionario de una mujer. Es normal que este tipo de afecciones de la piel tienda a localizarse en las piernas, una zona que a todas las mujeres nos gusta lucir, por lo que es necesario que nos pongamos manos a la obra para no sufrir el efecto antiestético que supone este tipo de problema dérmico. Cómo ganar la guerra a las estrías

¿Por qué aparecen las estrías?

Aunque las estrías es un mal que pueden sufrir tanto las mujeres como los hombres, es cierto que las primeras suelen padecerlas con mayor frecuencia, por estar más expuestas a diferentes estados que ayudan a su formación, siendo el embarazo la principal causa de la aparición de este tipo de afección en la piel, ya que según las estadísticas, es más que probable que casi un 90% de las mujeres las padezcan, sobre todo en la zona del abdomen después de haber tenido un embarazo. En cualquier caso, para este problema en concreto, suele haber una fácil solución y es la prevención.

Durante los tres primeros meses de embarazo, la piel suele permanecer igual, pero a partir del cuarto mes hasta el último, el crecimiento de ésta suele ser muy rápido por tener que soportar el crecimiento del feto, que crece a un ritmo bastante más rápido que el de la piel y que al no poder seguirlo, se generan rupturas en la epidermis que lleva a la formación de las temidas estrías.

Medidas preventivas para combatir las estrías

Para intentar evitar la aparición de las estrías, es aconsejable seguir una serie de medidas como puede ser el control del peso, llevar una alimentación equilibrada, hacer ejercicio físico con asiduidad, evitar los alimentos que contenga muchas grasas, beber mucho líquido e hidratar a diario la piel.

En cualquier caso existen algunas soluciones caseras y bastante económicas para luchar contra las estrías, como son por ejemplo, el mezclar la pulpa de un aguacate junto con una cucharada de miel y otra de limón, para aplicarla cada día con unos masajes circulares.

Si hervimos unas zanahorias para hacer un puré y aplicamos éste sobre la zona afectada dejándolo actuar durante una media hora, para después proceder a eliminarlo con agua fría, también conseguiremos unos buenos resultados para luchar contra las estrías.

Sin duda alguna, uno de los mejores aliados de nuestra piel, es el aloe vera. Para aprovechar todos los beneficios de esta planta, es aconsejable aplicar toda su pulpa sobre las zonas que se encuentren afectadas por las estrías, con regularidad.

Otra de las opciones para prevenir las estrías, es mezclar en un recipiente dos cucharadas de mantequilla elaborada a base de cacao, con una de miel y un poco de agua de rosas. Una vez conseguida una mezcla uniforme, se aplica en la zona afectada y se deja que actúe durante unos minutos.

La uva es uno de los remedios naturales más eficaces para combatir las estrías, si se extrae su pulpa y se deja actuar bien extendida durante al menos unos veinte minutos, sobre la zona afectada.

A %d blogueros les gusta esto: