Exfoliación casera para los pies

Hemos hablado de exfoliación para el rostro y el cuerpo, pero creo que olvidamos los pies. Quizás no sean la zona más vista, pero también requieren cuidados. No sabes si mañana te invitan a la playa y no estés preparada para mostrar tus pies. Exfoliación casera para los pies

Antes de ponerte un par de sandalias o ir de vacaciones en la playa ¿por qué no invertir 20 minutos para exfoliar tus pies sin ningún tipo de dolor? Las herramientas son sencillas y accesibles, y los resultados son inmediatamente visibles. Puedes incorporar un masaje de pies rápido a la rutina para que sea relajante, también.

Tipos

Las opciones más populares son el uso de una piedra pómez, sal o azúcar usándolos como exfoliantes. Algunas personas van a un salón de belleza para un baño de pies y exfoliación, mientras que otros compran exfoliantes de farmacia y hacen el proceso en casa. Pedicuristas puede hacer una exfoliación más profunda con una cuchilla afilada.

Función

Con el tiempo, los pies pueden experimentar una acumulación de piel seca que se vuelve agrietada, sobre todo en los talones. Esta capa superior de piel se compone de células muertas de la piel que no acaba de dejar ir. La exfoliación elimina suavemente las células y permite que la piel sana salga y se muestra suave y sin grietas. A medida que pasa el tiempo el  exfoliante poco a poco elimina las células muertas de la piel, por lo general con ácidos alfa hidroxi, con la ayuda de las cremas de hidratación para la piel.

Beneficios

Además de hacer que tus pies se ven mejor, la exfoliación te hará sentir mejor. La piel seca y agrietada en algún momento comenzará a molestar dándote una picazón molesta, mientras que la piel debajo está más elástica, sana, suave y esperando para salir. Una buena exfoliación también puede reducir los callos.

Advertencia

Si vas a un salón para una pedicura y un tratamiento de exfoliación, asegúrate de que la esteticista esteriliza todas las herramientas antes de comenzar el procedimiento. Las herramientas deben estar limpias. También puedes optar por llevar tus propias herramientas para el tratamiento. Si estás haciendote tu propia exfoliación, tenga cuidado con la piel sensible. El exceso de exfoliación puede debilitar la humedad en la piel, causando erupciones y aumentando la sensibilidad. No exfoliar más de una vez por semana.

Consideraciones

Si quieres un exfoliante completamente natural, prueba con una receta casera para exfoliar los pies. Para un lavado de la sal o azucar gruesa, mezcla media taza de sal marina y aceite vegetal. Añade de 10 a 15 gotas de aceite esencial para la fragancia. La menta es refrescante y relajante. Aplica el exfoliante con movimientos circulares y enjuagar muy bien.

A %d blogueros les gusta esto: