Cómo recuperar la firmeza del rostro

En el momento en que se empieza a notar la piel de la cara un poco flácida y caída es seguro que se buscará un medio para mejorar el aspecto, pero lo cierto es que no hace falta pasar por el quirófano para hacerse un estiramiento facial ya que hay muchas maneras de recuperar su firmeza con sencillos remedios que darán resultados con un poco de esfuerzo y de constancia. Cómo recuperar la firmeza del rostro

Causas de la pérdida de firmeza y de la piel flácida

Una dieta en la que faltan los minerales y las vitaminas, una incorrecta hidratación al no consumir agua, un bajo consumo de frutas o de vegetales frescos, una circulación mala donde el oxígeno y los nutrientes no llegan a repartirse correctamente, fumar, no dormir lo suficiente o un exceso de peso son algunos de los motivos que aceleran la pérdida de firmeza en el rostro.

Cómo recuperar la firmeza en la cara

Comienza diciendo sí  a una buena alimentación evitando el consumo elevado de grasas. Se deben incluir en la dieta verduras frescas y frutas. Conviértete en una auténtica fan de las ensaladas en las que puedes incluir piezas de frutas o algunas nueces, ingredientes muy sanos que son saciantes y que harán que te sientas mejor.

Comienza el día con una infusión de diente de león a la que puedes añadir unas gotas de zumo de limón y un poco de jengibre, aporte extraordinario de antioxidantes que cuidarán tu piel. Para prepararlos se debe echar en agua hirviendo dos plantas de diente de león y una cuchara de la raíz del jengibre rallada. Se deja que hierva todo junto y después que repose cinco minutos. Antes de ingerirlo añade tres gotas de zumo de limón. Puedes acompañarlo de un tazón de avena con leche vegetal o una manzana.

A media tarde un zumo de zanahoria y aloe vera. Para ello debes lavar una zanahoria cruda y licuarla junto con una cuchara de la pulpa de la aloe vera. Se añade medio vaso de agua hasta conseguir un zumo homogéneo que se debe beber cada tarde.

Importante dedicar cada tarde por lo menos veinte minutos a la salud de la piel del rostro para conseguir la firmeza que se desea. Para ello lo primero que hay que hacer es exfoliar el rostro con un poco de avena o con un gel adecuado. En el primer caso se puede poner en un bol un poco de avena junto con agua y extender la mezcla resultante por todo el rostro con movimientos circulares.

El siguiente paso será meter durante cinco minutos en el refrigerador dos bolsas de manzanilla. Cuando estén ligeramente frías se aplicarán sobre la piel con la ayuda de un algodoncillo. Si se desea, un par de veces a la semana se puede prescindir de esta infusión de manzanilla y aplicarse en su lugar un poco de gel de aloe vera por el rostro ya que también es muy adecuada para lograr una mayor firmeza en el rostro.

A %d blogueros les gusta esto: